Del 18 al 23 de noviembre, 110 jóvenes, 28 sacerdotes, 18 obispos y 4 religiosas de 20 países de América Latina y El Caribe fueron partícipes del XX Encuentro Latinoamericano de Responsables Nacionales de Pastoral Juvenil (ELARNPJ 2019), que este año se realizó en Lima, con el lema «Los jóvenes somos Tierra Sagrada, el ahora de Dios».

Y es que, a un año de la realización del Sínodo de los Jóvenes en Roma, en el evento se dieron cita junto a los jóvenes miembros de las Comisiones Nacionales de Pastoral Juvenil, provenientes de las regiones Cono Sur, Andina, Caribe, México y Centroamérica, los obispos Responsables de las Comisiones Episcopales de Juventud de los Episcopados de América Latina y El Caribe, acompañados por sus secretarios ejecutivos y asesores, además de un grupo de invitados especiales entre los que encontraban los Delegados de la Pastoral Juvenil Hispana (USA) y los representantes de los Centros e Institutos de Pastoral Juvenil.

Por parte del Consejo Episcopal Latinoamericano participó monseñor Jesús González, arzobispo de Cumaná (Venezuela) y obispo Asesor del CELAM; el Secretario Ejecutivo de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, el padre Carlos Guillermo Arias y el Equipo Latinoamericano de Pastoral Juvenil.

Por una “Civilización del amor”

Estas jornadas se celebraron con el fin de definir líneas de acción comunes de la Pastoral Juvenil Latinoamericana, así como construir un espacio de comunión, integración, reflexión y discernimiento entre los participantes. Otro de los objetivos del evento fue reflexionar sobre las realidades que viven los jóvenes de nuestra región y fortalecer el protagonismo de los jóvenes discípulos misioneros de Jesucristo en la construcción de la nueva sociedad, que el Papa Francisco llama la “Civilización del amor”.

Sobre ello, monseñor González recordó que dicho proyecto, asumido por la Pastoral Juvenil Latinoamericana, ha marcado el camino de la Iglesia de la región en estos últimos 40 años. “Invito a los jóvenes a construir la “Civilización del Amor”, en la vida y en las estructuras de la sociedad de nuestro continente. Hagamos que se haga evidente el reinado de Dios a través del amor”, expresó monseñor Gonzáles.

Jóvenes líderes

Durante el encuentro se realizaron diversas actividades y grupos de trabajos que permitieron a los jóvenes intercambiar experiencias y explotar su creatividad para buscar soluciones a los desafíos de la pastoral juvenil. También se contó con la presencia de monseñor Carlos Castillo, arzobispo de Lima y primado del Perú, quien estuvo en las charlas y ponencias de los delegados regionales.

Una de las ponencias del ELARNPJ 2019 estuvo a cargo del joven Lucas Barboza, de la Región Cono Sur (Brasil), quien participó en el Sínodo de los Jóvenes que se realizó en Roma en octubre del año 2018 junto al Papa Francisco. Desde su experiencia, Barboza sostuvo que el gran ejemplo que nos dejó este Sínodo no fue únicamente el Documento Final, sino “el espíritu de sinodalidad” que vivieron los participantes.

Voces del Encuentro

“Hoy los jóvenes han ido ganando cada vez más protagonismo en la Iglesia, y es importante que eso continúe siendo así. Ellos son importantes para el rejuvenecimiento de la Iglesia, teniendo en cuenta que vivimos en un mundo globalizado. Por tanto, hay que ayudarlos y acompañarlos para que ellos puedan llevar adelante el ‘ser cristiano’ en este mundo que es tan nuevo y diverso para nosotros”, comentó monseñor Alfredo Vizcarra SJ, obispo Vicario Apostólico de Jaén (Perú) y presidente de la Comisión Episcopal para los Laicos y Juventud de la Conferencia Episcopal Peruana.

“El ELARNPJ es un hito importante dentro de una historia de más de 40 años de comunión y trabajo solidario con y para los jóvenes de la Iglesia en nuestro continente. En este encuentro, iluminados por la Exhortación Apostólica Postsinodal ‘Cristo Vive’, estamos revisando el caminar de la Pastoral Juvenil en nuestro continente y profundizando en nuestro compromiso de servicio a los jóvenes”, señaló monseñor Jesús González, arzobispo de Cumaná (Venezuela) y pbispos Asesor del CELAM.

El evento fue organizado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), con el apoyo de la Comisión Episcopal para Laicos y Juventud de la Conferencia Episcopal Peruana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.