La Conferencia Episcopal Venezolana emitió un comunicado, este 11 de agosto, en vista de las próximas elecciones parlamentarias que se llevarán a cabo en diciembre.

Conscientes de las irregularidades que se han cometido hasta ahora en el proceso de convocatoria y preparación del evento electoral, los prelados exhortan al pueblo a participar de forma masiva en estas elecciones, con la esperanza de “vencer los intentos totalitarios y el ventajismo de parte del gobierno”.

El momento actual –escriben los prelados- exige la participación plena y libre de todos los partidos y movimientos políticos, junto con el compromiso ineludible de las autoridades y los dirigentes de los mismos, de dejar a un lado sus propios intereses para promover el bien común y el servicio a todo el pueblo venezolano.

Tal como señalan los obispos, las elecciones convocadas para diciembre han sido marcadas por una serie de irregularidades, como “la designación de los directivos del Consejo Nacional Electoral, la confiscación de algunos partidos políticos, la inhabilitación de candidatos, amenazas, persecuciones y encarcelamiento de algunos dirigentes políticos, el cambio del número de diputados y de circunscripciones electorales”,  y han llevado a un grupo importante de líderes y de partidos políticos a manifestar su voluntad de no participar en las mismas.

En el comunicado se hace presente, por otra parte, que el episcopado ha “permanentemente” llamado la atención, en sus reflexiones y exhortaciones, sobre el sufrimiento del pueblo “golpeado por la profunda crisis económica, social, moral, institucional y política que vive el país”, el cual ha sido “olvidado” por quienes asumieron el rol de representarlo en el campo político. Esta crisis se ha agravado por la emergencia del COVID-19, que se ha extendido en un país ya “marcado por un grave deterioro del sistema sanitario nacional y por el colapso de los servicios públicos”.

“No participar en las elecciones parlamentarias y el llamado a la abstención lleva a la inmovilización, al abandono de la acción política y a renunciar a mostrar las propias fuerzas”, afirman, y recuerdan lo sucedido en diciembre de 2005, cuando la abstención “no llevó a nada positivo”. De hecho, en aquel entonces más de un 70 por ciento de los votantes inscriptos se abstuvo, lo que llevó el control total de la asamblea a manos del oficialismo.

De ahí que los obispos venezolanos exhorten al voto masivo, porque, como mencionado más arriba, “a pesar de las irregularidades, la participación masiva del pueblo es necesaria y podrá vencer los intentos totalitarios y el ventajismo de parte del gobierno”.

Fuente: Vatican News



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.