Compartimos el discurso de monseñor Diego Padrón pronunciado el, 7 de enero, durante la inauguración de la Asamblea Plenaria del Episcopado Venezolano. Su verbo encendió de granate la cara del Nuncio Apostólico, mientras los asistentes le aplaudían sostenidamente, informa el P. Fernando Fernández Font, SJ.

A raíz del mismo, tendrán una suerte de cabildos abiertos en la Iglesia Maronita Griega de La Florida para recabar la re-alimentación de otros sectores representativos del pueblo venezolano, a fin de lanzar una pastoral a ser leída en todos los púlpitos del país.

Este discurso, indica el P. Fernando Fernández, es coherente con la historia de la  Iglesia Católica Venezolana, los mensajes anteriores del Episcopado sobre la narcodictadura chavomadurista y de firmeza de Su Eminencia Jorge Cardenal Urosa.

En este 2017, incierto, grave, amenazante, sin un horizonte esperanzador, se alza la palabra cierta, valiente y cristiana de la Iglesia, para devolverle a Venezuela su condición de nación libre, soberana, independiente, democrática, autónoma y despojada de la injerencia política-ideológica del fracasado modelo marxista-comunista-chavo-cubano, cuyos gravísimos daños a través de 17 años, van a requerir de todos los tesoneros esfuerzos, voluntades, sacrificios y recursos de esta y las nuevas generaciones, para repararlos.

ES UNA OBLIGACIÓN MORAL MEDITAR Y DIVULGAR ESTA SABIA PALABRA DE LA IGLESIA. VENEZUELA LO NECESITA.

Puede descargar el documento completo versión pdf aquí: COMUNICADO 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.