El pasado jueves 10 de septiembre, el padre Gustavo Gutiérrez Merino O.P. recibió la distinción del grado de doctor honoris causa por la Universidad Femenina del Sagrado Corazón – UNIFÉ, en reconocimiento a su trayectoria como pensador cristiano, defensor de los valores ético-sociales y promotor de una visión humanista del ser humano.

“Me permito iniciar mi breve participación, comentando que pertenezco a la Iglesia por muchos años, he conocido a lo largo de mi vida muchas personas valiosas que me han enriquecido y en ese camino también he tenido el gusto de entablar amistad con muchas hermanas de la Congregación del Sagrado Corazón, a quienes les hago llegar mi admiración por la idea visionaria y justa de crear una universidad femenina, la cual abre las posibilidades de equidad a las jóvenes mujeres en un mundo de desigualdades”, dijo Gutiérrez.

Asimismo, se refirió a la situación de vulnerabilidad en la que viven las mujeres, especialmente en nuestro país. Ante ello, dijo que “es lamentable ver que la situación de la mujer evidencia un profundo desdén de su condición humana, a quien se le niega la plenitud de sus derechos como persona, correspondiéndoles tareas inferiores en la familia, en el trabajo y en la organización social. Es claro que este menosprecio deja ver una degradación del varón como ser humano, situación que debe desaparecer”.

Dado el contexto en el que nos encontramos, la ceremonia se realizó de manera virtual. Fue presidida por la Rectora de la UNIFÉ, Dra. Carmela Alarcón Revilla, rscj. y el Consejo Universitario.

El padre Gutiérez es fundador del Centro de Estudios y publicaciones y del Instituto Bartolomé de Las Casas. Entre sus otras obras destacan Teología de la liberación. Perspectivas (1971), En busca de los pobres de Jesucristo. El pensamiento de Bartolomé de Las Casas (1992), La fuerza histórica de los pobres (1979), entre otros.

Gutiérrez Merino fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias (2003) y con el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Yale (2009) por su trabajo social en los barrios de Lima y sus estudios en medicina y teología. En el 2018 el Ministerio de Educación del Perú le otorgó las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta.

También le otorgaron el grado de doctor honoris causa a la Dra. Marianella Ledesma Narváez, Presidenta del Tribunal Constitucional, en mérito a su exitosa y trascendente trayectoria profesional y docente, que le han llevado a ser elegida como la primera mujer Presidente del Tribunal Constitucional del Perú.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.