La semana santa es un recuerdo vivo de la opción firme y valiente de Jesús de dar la vida por sus hermanas y hermanos para que tengan posibilidades de futuro.

Hoy en la Panamazonía, y en medio de la diversidad de sus pueblos, el proyecto liberador de la encarnación de Jesús está presente más que nunca en las mujeres y hombres que se entregan por amor hasta dar la vida.
A sabiendas que la cruz es una posible consecuencia de amar la vida y la justicia, pero que nunca será el fin, sino el camino hacia una vida nueva. 

Fuente: Repam



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.