Del 5 a 7 de noviembre se llevó a cabo el seminario “Ecoteología y minería: Espiritualidades, Resistencias y Alternativas en defensa de los territorios”, en la comunidad de Paracatu de Baixo, en Mariana. Cabe señalar que en esta misma fecha, hace dos años las empresas VALE y BHP (Samarco) cometieron un crimen ecológico, que acabó con la vida de 19 personas y causó daños socio ambientales irreversibles en la región.

 

Este encuentro reunió a agentes pastorales, militantes y activistas que actúan en áreas mineras, representantes de pueblos indígenas y quilombolas afectados por la minería, además de organizaciones de la sociedad civil, teólogas y teólogos, y estudiosos del tema. En este espacio se pudo tener un tiempo de reflexión, oración y fortalecimiento de las capacidades de resistencia y de generación de alternativas al actual modelo de devastación social y ambiental por parte de la economía extractiva, sobre todo en la actividad minera.

 

Para el desarrollo de este seminario se armaron cuatro mesas de debate, donde los participantes de este encuentro intercambiaron ideas, partiendo desde sus diferentes vivencias y experiencias de sus respectivas comunidades y contextos.

 

Dentro de las temáticas trabajadas en el seminario estuvieron: “Minería: Disputas y Resistencias en los territorios”, “Minería y Teología en Conflicto: Cuál Nuestra Teología a partir de Laudato SI”, “Teología de la Creación y de la Vida”, y ”Dimensiones y Perspectivas Pastorales: ¿Qué dice el Espíritu a las Iglesias?”. Estos importantes temas se trabajaron en mesas conformados por líderes indígenas, agentes pastorales y activistas, para crear un espacio de intercambio de saberes desde sus conocimientos.

 

Este intercambio de experiencias entre individuos diferentes pero con una misma misión, dejó varios aprendizajes. Entre ellos está la necesidad de tomar partido de forma incisiva para proteger las regiones afectadas por la minería, y el deber de unir y alzar nuestras voces en pro de la defensa del planeta y la naturaleza, de nuestra casa común.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.