Casi 450 asambleístas, de los más de mil que están convocados a la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe y que se realizará del 21 a 28 de noviembre próximo, participaron el viernes 12 de noviembre de la primera de las dos pre-asambleas previstas.

El encuentro fue transmitido, como así sucederá con la mayor parte de la Asamblea, por el canal de YouTube y la página de Facebook del Celam y de la Asamblea Eclesial.

Abiertos a la novedad del Espíritu

Tras un momento de oración, en el que se hizo memoria del camino recorrido y se puso de manifiesto que somos un Pueblo de Dios sinodal, en salida hacia las periferias existenciales, que da vida, que es importante estar muy abiertos a la novedad del Espíritu, Mons. Miguel Cabrejos saludó a los participantes y agradeciendo a Dios por todo el proceso recorrido, que no termina y no debe de terminar.

Para el presidente del Celam, el Espíritu de Dios es elemento clave en todo el trabajo realizado. Estamos ante “un nuevo modo eclesial de proceder”, según el arzobispo de Trujillo, siguiendo el modelo de Iglesia Pueblo de Dios que nos legó la Lumen Gentium.

Una propuesta del Papa Francisco

Esta Asamblea es una propuesta del Papa Francisco, como recordó Mons. Jorge Lozano, quien recalcó que en la Asamblea General del Celam celebrada en mayo de 2019 en Tegucigalpa, fue decidido solicitar una VI Asamblea General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe. En el momento en el que se le presentó al Santo Padre, hizo ver la conveniencia de un evento del Pueblo de Dios, que retomase las discusiones de Aparecida, algo en lo que él mismo insistió en su mensaje enviado el 24 de enero, en el lanzamiento de la Asamblea Eclesial.

El proceso de la Asamblea ha vivido 4 etapas, según el padre David Jasso: preparación, escucha, síntesis narrativa, discernimiento comunitario y sinodal. El secretario adjunto del Celam insistió en la necesidad de esa escucha, dialogo y encuentro eclesial, como elementos para descubrir lo que Dios nos pide y poder responderle juntos.

Documento de Discernimiento

Un elemento importante en este momento del proceso de la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe es el Documento de Discernimiento. Según Mons. José Luis Azuaje, es fruto de un largo discernimiento comunitario, que recoge ideas, reflexiones de diversas índoles, con el objetivo de inquietar y provocar nuevas reflexiones. Se trata de evitar la burocracia, insistiendo en que es un documento para la vida de nuestro pueblo.

Se trata, según el presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, de discernir para ver lo que pide Dios a su pueblo latinoamericano, desde Aparecida, desde una Iglesia sinodal, en salida, en busca de un desarrollo y una ecología integral. A partir de ahí destacaba algunos elementos importantes en el Documento, como es la fidelidad a la escucha de todo el Pueblo de Dios, sabiendo que es un documento escrito de distintos contextos y realidades culturales.

Sin duda un primer paso para un momento inédito en la vida de la Iglesia, que se prepara para encontrarse de diferentes modos, pero en igualdad de condiciones a partir del 21 de noviembre. Antes, la segunda y última pre-asamblea, el próximo viernes, día 19 a las 17 horas de Colombia.

Fuente: Celam



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.