“Ante el flagelo del abuso sexual perpetrado por hombres de la Iglesia contra menores de edad, he querido interpelar a todos para que juntos nos pongamos a la escucha del grito de los pequeños que piden justicia”. Con estas palabras, el papa Francisco inauguró este jueves 21 el primer encuentro antipederastia denominado “La protección de los menores en la Iglesia”.

Esta cumbre, en la que estarán presentes hasta el domingo 24 de febrero todos los presidentes de las conferencias episcopales de la Iglesia Católica, tiene como propósito escuchar los testimonios de las víctimas, dialogar con ellos y “discutir, de manera sinodal, sincera y profunda, cómo enfrentar este mal que aflige a la Iglesia y la humanidad”, expresó Francisco.

Asimismo, también dijo que la finalidad del encuentro es sancionar a los que cometieron estos abusos y que todavía no han recibido ningún castigo. “El Pueblo nos mira y espera de nosotros no solo simples y obvias condenas, sino disponer medidas concretas y efectivas. Es necesario concreción”, añadió.

Además de los 190 participantes que estuvieron en el aula de los Sínodos -entre ellos los 114 presidentes de los episcopados mundiales-, también asistieron los jefes de las Iglesias Católicas Orientales, los representantes de la Unión de Superiores Generales y de la Unión Internacional de Superiores Generales, miembros de la Curia Romana y el Consejo de Cardenales, detalló la página oficial del Vaticano.

Como se sabe, Francisco es el primer papa en toda la historia de la Iglesia Católica que ha convocado un encuentro de este tipo para tratar las denuncias contra abuso infantil que han permanecido en silencio durante décadas en el ámbito eclesial.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.