Lima, 9 abril 2018, OSEVOZ.

Nombre de la institución: Compañía de Jesús.

Fecha de fundación: 27 de setiembre de 1540 (aprobación por el papa Paulo III)

Fundador: San Ignacio de Loyola

La misión jesuita llegó al Perú el 28 de marzo de 1568, tomando posesión del predio que le fuese donado por el gobierno de Lima y un grupo de ilustres personajes de la época, en el actual terreno ocupado por la Iglesia San Pedro, el Banco Central de Reserva y la Biblioteca Nacional en el centro de la Ciudad de Lima.

La misión organizada en este gran territorio que fue el Virreinato del Perú puede esbozarse en dos líneas principales, que no son distintas de las que se hicieron en el resto del mundo desde los inicios de la expansión de la Compañía de Jesús, a mediados del siglo XVI:

  1. Formación educativa.
  2. Formación de la fe.

Así, en cuanto a la formación educativa, los jesuitas consideraron que era fundamental formarlos espíritus de las personas en la sensibilidad humanista de su tiempo, intentando inculcar valores cívicos como soporte para la “evangelización”. Para ese fin implementaron un sistema educativo conocido como la Ratio Studiorum.

La educación llevada a cabo por los jesuitas se hizo en el Perú gracias a la fundación de Colegios, que corresponderían a la enseñanza secundaria y de los primeros años universitarios. El primer colegio en fundarse fue el de Lima, llamado Colegio Máximo San Pablo. Tiempo después, en 1615, el virrey Francisco de Borja y Aragón fundó en el Cercado de indios (en la misma Ciudad de los Reyes) un colegio para indios nobles, también encomendado a la Compañía de Jesús.

El modelo fue similar en el Cusco, donde se fundó un Colegio en 1578 (bajo la advocación de la Transfiguración y que luego tendría la facultad de otorgar grados como Universidad, bautizada como San Ignacio de Loyola, gracias a la bula papal de Gregorio XV en 1621). Al mismo tiempo que la Universidad San Ignacio de Loyola, se instauró el Colegio de caciques (hijos de indios nobles) “San Francisco de Borja”.  La labor jesuita se expandió a distintos ámbitos del trabajo cultural, mediante la elaboración de gramáticas y diccionarios de lenguas aborígenes, así como en la formación de muchos peruanos a través de los años del Virreinato.

El retorno de los jesuitas luego de la expulsión en el siglo XVIII, se realizó en 1871. En el año 1873 se abrió una residencia jesuita en Lima y las labores del Colegio de La Inmaculada se iniciaron en 1878. Durante el siglo XX, la Compañía fue desplegando su presencia en diversas partes del país (Arequipa, Chiclayo, Tacna, Ilo, Cusco, Vicariato de Jaén), pero no es sino hasta los años 1960’s en que se abren nuevos frentes siguiendo la inspiración de su Congregación General número XXXI que reinventó las parroquias como una misión propia de la Compañía.

Desde ellas, muchas veces ligadas a las llamadas “obras sociales”, los jesuitas continúan hasta el día de hoy la vieja tradición educativa en distintos sectores de la población. La red de colegios Fe y Alegría es signo de esta presencia, así como de los distintos Centros de capacitación, destinados a población campesina o “emergente” (CIPCA, CEOP-Ilo, CCCAIJO, SAIPE). La última obra importante en haber sido creada en el país es la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, que lleva el nombre de un ilustre misionero limeño del siglo XVII. (Información brindada por el P.Juan Dejo SJ)

Personajes ilustres

  • Padre Alonso de Barzana llegó a ser diestro en 11 lenguas.
  • Joseph de Acosta, autor de obras ligadas al conocimiento de la cultura pre-hispánica
  • Juan de Alloza y Alonso Messia, autores de obras espirituales muy conocidos en tiempos del Virreinato.
  • Bernabé Cobo, autor de una Crónica sobre la Historia prehispánica del Perú
  • Blas Valera, autor de una Crónica sobre la Historia prehispánica del Perú.
  • Ludovico Bertonio, Autor de una Gramática en lengua aymara

Más información en: http://archivo.jesuitas.pe

 

Para descargar el documento, hacer click en el siguiente enlace:

Se cumplen 450 años de la labor jesuita en el Perú



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *