Los 135 pobladores de Saramurillo que estaban en Lima desde el lunes 14 retornaron ayer a la región Loreto tras haber firmado un acta de compromiso y cronograma de trabajo con el Ejecutivo, para frenar los constantes derrames de crudo en el río Marañón.

La denominada ‘hoja de ruta’ establece que el próximo lunes 28 se inicie el diálogo entre diversos sectores del Estado y dirigentes indígenas.

Según informó el líder de esta comunidad José Fachín, ambas partes por ahora en conflicto deberán ceder para “que Saramurillo sea un ejemplo de cómo podemos resolver una problemática”.

Debe precisarse que en estos diálogos los indígenas han planteado siete puntos, empezando por la revisión del contrato de Pluspetrol y para que no se criminalice la protesta.

Por su parte el ministro de Defensa, Mariano González, destacó que las causas que generaron el conflicto necesitan ser afrontadas por el Estado, mientras que el titular del sector Cultura, Jorge Nieto, agregó que con estas conversaciones terminaremos unidos.

“Vamos a hacer lo que tenemos que hacer”, anotó.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.