Esta semana, se presentó en el Vaticano la “Red Eclesial Pan Amazónica” (REPAM), creada en setiembre del 2014, una iniciativa de la Iglesia para trabajar los temas ecológicos. Ante los daños provocados a pobladores, plantas y animales de la Amazonía surge esta iniciativa como respuesta para cuidar la vida en armonía con la naturaleza desde la amplia y variada presencia de miembros de la Iglesia en la Pan Amazonía. La REPAM se presentó en la misma “Sala Stampa” del Vaticano. En la misma Plaza de San Pedro, al pie de las columnas de Bernini, la Sala de los anuncios oficiales del Vaticano. Al centro de la mesa estaba un Cardenal, Presidente de un Consejo Pontificio –Card. Turkson. Otro Cardenal estará a cargo de la iniciativa –Hummes-, aquél amigo personal del Papa (el que le dijo apenas electo “no te olvides de los pobres”). Además el Papa recibió a Hummes luego del encuentro y el día anterior recibió a Mauricio López –el actual secretario ejecutivo, director de Cáritas Ecuador. Es decir es una Red que nace con todos los avales oficiales y parece contar con el apoyo y el interés de las más altas instancias de la Iglesia Católica. Todo indica que es interés del Papa en persona.

La Red tendrá como su imagen al cardenal brasileño Cláudio Hummes, quien también es Presidente de la Comisión para la Amazonía de la Conferencia Episcopal Brasilera. Hummes es una figura cercana al Papa y otorga la fuerza que necesita esta iniciativa eclesiástica. Otra figura resaltante es Monseñor Pedro Barreto, Arzobispo de Huancayo y presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano. Dentro de la REPAM participan la Conferencia de Obispos del Brasil (CNBB), la Comisión de Justicia y Paz del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Caritas Internacional y la Conferencia de Religiosos de América Latina y el Caribe (CLAR).

Es RED nace “desde arriba”. Es una conjunción de instituciones internacionales. Por tanto si quiere tener futuro debe vincularse mucho más con los nudos que pretende abarcar –los obispos de las jurisdicciones amazónicas, voces de las comunidades y pueblos indígenas, las múltiples instituciones con tanta tradición de presencia en toda la Amazonía. Si estos nudos de la Red se reconocen parte de ella se estará constituyendo una de las Redes mundiales más poderosas de la Iglesia católica – vicariatos y obispados, misiones de congregaciones, escuelas, universidades, centros sociales, radios y otros medios de comunicación, etc.

Los responsables de la REPAM saben que el vínculo con obispos y presencias locales es fundamental y no está claramente definido. Se decidió convocar a una Asamblea de todos los Obispos de la Amazonía en noviembre –son en total alrededor de 90 jurisdicciones.

Por el momento, se espera a la publicación de la encíclica ecológica “anunciada” para estos meses próximos. Con ella, se busca abrir el debate y concientización. No obstante, esto dependerá de la recepción y difusión que se le otorgue al tema.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.