Las religiosas de clausura del Convento de Santa Clara en Trujillo, esperan el mensaje de perdón, esperanza y alegría, del Papa Francisco en su visita a nuestro país en enero de 2018. El Papa llegará a Trujillo el 20 de enero, y celebrará una multitudinaria misa en el balneario de Huanchaco.

La hermana María del Pilar, religiosa clarisa, sostuvo que la visita del Papa Francisco es muy importante porque trae un mensaje potente. “Hay mucha gente que siente que algo le falta, como un vacío. Y él viene con su mensaje de esperanza a llenar ese vacío que el pueblo peruano tiene y siente”, dijo.

 
El convento de Santa Clara data de finales del siglo XVI, en su interior las religiosas de clausura, llevan una vida de oración. La Arquidiócesis de Trujillo ha destacado en un comunicado el entusiasmo de las religiosas clarisas que sienten que la visita del Papa Francisco a nuestro país como “un momento privilegiado para que cada peruana y cada peruano sienta el abrazo de Dios a través de la presencia del Papa”.

Fuente: Conferencia de religiosas y religiosos del Perú



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.