El sábado 29 de junio se llevó a cabo una multitudinaria marcha en las provincias amazónicas de Orellana y Sucumbíos, en Ecuador. Los ciudadanos exigieron al Estado que se ponga fin a la quema de mecheros por la explotación petrolera en ambas provincias, lo cual viene originando un alto nivel de contaminación y graves problemas de salud para las
comunidades.

En la movilización, los pobladores denunciaron la gravedad de la problemática de salud en ambas regiones. Según afirmaron, cada día aparecen nuevos casos de cáncer, muchos de ellos relacionados con la cantidad de tóxicos que expulsan los mecheros.

En ese sentido, el abogado Pablo Fajardo, vocero de la Unión de Afectados y Afectadas por las Operaciones Petroleras de Texaco (UDAPT), presentó un informe en el que se señala que en solo un año de trabajo ya se han documentado más de 130 casos de cáncer. “Este informe demuestra que los mecheros encendidos o apagados son una de las causas de muchos casos de cáncer, que no solamente contribuyen al calentamiento global, que no solo matan mariposas, insectos, aves, sino que también están acabando con la vida de mucha gente”, expresó Fajardo.

Según informaron los pobladores de Orellana y Sucumbíos, este caso ya llegó a la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional de Ecuador y “se seguirá luchando para que las autoridades tomen acciones inmediatas y concretas para terminar con esta práctica inhumana que ha estado causando muerte por más de 50 años”, insistieron.

“Seguimos en nuestra lucha para que se respeten los derechos básicos de la comunidades, como el derecho a salud, al agua y al aire limpio, y a una vida digna. Estamos creciendo y no pararemos ante ninguna dificultad, hasta que se apague el último mechero”, advirtieron los manifestantes.

La marcha también contó con la participación y apoyo de la Pastoral Social del Vicariato Apostólico de Aguarico e ISAMIS, Caritas Ecuador, Comité contra la contaminación ambiental de Sucumbíos y la Unión de Afectados por la explotación Petrolera de Texaco (UDAPT), entre otras organizaciones que forman parte de la campaña Bi Provincial “Apaguen los mecheros y Enciendan la vida”, cuyo objetivo es lograr que el Estado respete los Derechos Humanos, Ambientales y de la Naturaleza de estas comunidades.

Fuente: Signis ALC



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.