El martes 7 de abril, en Lima, se realizó la presentación del libro “Iglesia pobre y para los pobres’, del cardenal alemán Gehrard Müller, prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe, con prefacio del Papa Francisco, y con textos de Gustavo Gutiérrez y José Sayer. El libro fue editado por el CEP y el IBC.

La presentación tuvo como panelistas a Alberto Simmons, S.J., profesor de las universidades Antonio Ruiz de Montoya y Pontificia Universidad Católica del Perú; Glafira Jiménez, teóloga del Instituto Bartolomé de las Casas; Andrés Gallego, jefe de Departamento de Teología de la Pontificia Universidad Católica del Perú; y el Padre Gustavo Gutiérrez.

El padre Simmons inició afirmando que la Iglesia toma partido por los pobres y marginados y que no se debe olvidar a los últimos de la sociedad. “Todo lo relacionado con los pobres lo está también con Jesús”, dijo Simmons. La teóloga Jiménez resaltó en su discurso la importancia de la opción preferencial por los pobres que es “una manera de hacer teología y de seguir a Jesús”.

Andrés Gallego comenzó recordando la presentación de este mismo texto en el Vaticano en el 2014. Efectivamente el libro del cual G. Gutiérrez es coautor -a petición de Müller- junto con el sacerdote alemán José Sawyer fue publicado originalmente por la editorial oficial del Vaticano. Gallego añadió que la sociedad no debe ignorar a los pobres y debe considerarlos como su prójimo. “No se puede decir que creemos en el Dios de Jesús, si no consideramos como nuestros hermanos a los pobres”, señaló.

Gustavo Gutiérrez destacó ante un auditorio de más de 300 personas que esta corriente de la teología de la liberación, si tiene algo de nuevo, es un cierto lenguaje sobre “la manera como se presenta la pobreza hoy día, y una mayor conciencia de la complejidad y la diversidad de la pobreza que es siempre pensada exclusivamente en relación a lo económico al medirla”. Pero los comentaristas y él destacaron que la Biblia está llena de referencias a la primacía del otro, del desvalido. “Comprendo lo que las ciencias sociales hacen, manejan criterios de un dólar y medio o un dólar y cuarto, pero la pobreza es también la marginación de personas por raza, por el color de la piel, o por la condición femenina”, precisó.

El teólogo peruano recordó que esta teología nace en la convergencia de dos procesos: la situación social, política y cultural de los años 60 en América Latina y el Caribe, “con la irrupción del pobre en la conciencia del pueblo latinoamericano”, y el Concilio Vaticano II convocado por el Papa Juan XXIII. “El término liberación traduce palabras hebreas y griegas de redención y salvación, es un término bíblico”, aclaró.

Gustavo Gutiérrez vivió décadas de tensos diálogos e interrogatorios por parte del prefecto para la Congregación de la Doctrina de la Fe, entonces el Cardenal Joseph Ratzinger -antes de ser el Papa Benedicto XVI-, quien argumentaba que esa corriente de la iglesia latinoamericana no había deslindado suficientemente con el marxismo. Dicho episodio -anotó Andrés Gallego– , terminó en agosto de 2006 cuando el propio Ratzinger informa al presidente de la Conferencia Episcopal Peruana la positiva finalización del diálogo con Gutiérrez, “pero el reconocimiento hoy 2014 del valor de la teología de la liberación en el centro de la Iglesia no deja de ser importante”; es decir la publicación del libro de Müller y Gutiérrez con prefacio del Papa Francisco I.

El P.  Alberto Simons, añadió que la iglesia católica está atravesando por un “momento oportuno”, el kairos. Y en el mismo sentido apuntó Gutiérrez: “Es bueno que tengamos un Papa que insiste en decir ‘no quiero una Iglesia así, prefiero esto a lo otro’; es una perspectiva muy fuertemente pastoral, y un momento muy rico para la reflexión sobre la relación entre la fe y la práctica misma: es lo que hace una teología sana. La teología no se hace para escribir libros, sino para ayudar al conjunto de la iglesia y a las personas a vivir plenamente el evangelio”. “Mientras haya pobres la Teología de la Liberación es necesaria”, concluyó Andrés Gallego.

*Con información de Jackeline Fowks (El País, España) y Katee Salcedo (Signos, Perú) 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.