Los habitantes de Islay protestaron desde sus casas haciendo ruidos con ollas y silbatos en contra del proyecto de Tía María.

Los pobladores manifestaron no tener miedo a ser detenido, ya que protestaba desde los techos y patios de sus hogares. Además, les preocupa el estado de emergencia de la zona porque atemoriza la seguridad de sus hijos.

El jefe de la Región Policial de Arequipa, Luis Enrique Blanco, dijo que los cacerolazos se pueden realizar dentro de las viviendas, pero si lo hacen en las calles serán detenidos. Mientras tanto, la Plaza San Francisco de Cocachacra y todo el valle fue custodiado por efectivos de la Policía y Ejército.

En la ciudad de Arequipa, las protestas se concentraron en el Cono Norte donde 300 agremiados del Frente de Defensa tomaron el puente Añashuayco en Cerro Colorado.

En el centro de la ciudad los alumnos de la Universidad Nacional de San Agustín iniciaron un marcha, pero fueron dispersados por efectivos policiales. Sin embargo, se volvieron a reagrupar. El grupo de Construcción Civil, junto con otros, llegaron a la Plaza de Armas donde estaban los congresistas Jorge Rimarachín y Justiniano Apaza



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.