La minería, agricultura en pequeña y gran escala, así como la construcción de vías ilegales son algunas de las actividades responsables de la deforestación masiva de la Amazonía en los últimos 16 años, según el último reporte del Proyecto MAAP.

Solo entre 2001 y 2015, se han perdido más de 1.8 millones de hectáreas de bosques, el equivalente a 2 millones 470 mil campos de fútbol. Durante esos años, el mayor nivel de pérdida anual fue registrado en el 2014 (177 566 hectáreas).

“La gran mayoría (80%) de los eventos de pérdida de bosque en la Amazonía peruana son de pequeña escala (menor a 5 hectáreas), mientras que los eventos de gran escala (mayor a 50 hectáreas) representan una amenaza latente debido a nuevos proyectos agroindustriales”, explica MAAP.

Entre los principales responsables (driver) de la deforestación y degradación, MAAP identificó 6 actividades: agricultura de pequeña/mediana escala, agricultura de gran escala, pasto para ganado, minería aurífera, cultivos de coca y carreteras.

Imagen: MAAP

“La agricultura de pequeña escala y el pasto para ganado, probablemente sean los drivers más críticos en el país. Mientras que la minería aurífera es el driver más crítico en el sur del Perú. Por su parte, la agricultura a gran escala y la construcción de nuevas carreteras son amenazas latentes. Las carreteras forestales causan degradación en la Amazonía centro del Perú”, agregan los especialistas del proyecto.

En el caso de la minería aurífera, agrega MAAP, deforestó alrededor de 50 mil hectáreas desde el 2000 hasta 2012. A esto se suma la pérdida adicional de 12 500 hectáreas entre el 2013 y el 2016. En total, esta actividad “es responsable por la pérdida total de 62 500 hectáreas en la Amazonía sur peruana. Gran parte de la deforestación reciente es ilegal, ocurriendo al interior de las zonas de amortiguamiento de áreas naturales protegidas”.

Las regiones donde se han identificado áreas de deforestación con mayor intensidad son Huánuco y Ucayali. También figuran Madre de Dios y San Martín, donde dos áreas naturales protegidas (Reserva Nacional Tambopata y Reserva Comunal El Sira) sufren diversas amenazas.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.