A través de diferentes redes sociales loretanas, e incluso nacionales, se viene compartiendo la carta abierta escrita y firmada por la Licenciada en Enfermería Lady Diana Rivera el pasado 9 de mayo, encargada del puesto de salud Santa Rosa, localidad ubicada en los límites entre Perú, Brasil y Colombia concretamente con las ciudades de Leticia y Tabatinga.

“Pensar en la llegada del COVID a nuestra triple frontera fue algo que no se había pensado, sin una preparación previa desde nuestras direcciones centrales”, arranca, “jamás se consideró en forma exigente, indispensable y obligatoria la protección del personal, jamás se consideró la necesidad de mejorar nuestro sistema”, menciona Rivera en la misiva dirigida al presidente Martín Vizcarra.

La responsable del IPRESS I-3 ACLAS SANTA ROSA asegura elevar su voz en nombre de otros muchos y utiliza una palabra a menudo escuchada por boca de los sanitarios de todos los rincones del Perú: impotencia. Cuenta que por muchos años se han estado reivindicando mejoras para los lugares alejados y de frontera, voces que siempre eran acalladas y no escuchadas. “Mi objetivo es que ustedes nos presten atención, aquí estamos, hemos existido hace mucho, solo que ustedes no quisieron tomarnos en cuenta, mientras representamos a las puertas de nuestra región frente a dos países, ustedes nos dejaron como huerta, descuidada (…) para hoy rogar con piedad su atención”, se lee en otro párrafo.

Confiesa escribir con lágrimas en sus ojos pidiendo que Dios le envíe balones de oxígeno para aquellos a quienes les fallan sus pulmones, e incluso la posibilidad de evacuación directa y rápida a la ciudad en caso de emergencias más graves, tanto en el personal de salud como en los pacientes. “Mientras esta carta llegue es probable que mi persona adquiera este virus, más personas fallezcan, más familias lloren a sus muertos sin lugar a velorio y entierro formal”, lamenta la licenciada Rivera, “las represalias que lleguen a mí después de esto las tomaré con gusto y tristeza a la vez, porque esta es nuestra realidad”.

Cabe mencionar que hasta el último 7 de mayo (último reporte realizado a través de la cuenta en Facebook del Ipress Santa Rosa), solo este puesto de salud contabilizaba 20 casos positivos, 37 sospechosos y nueve muertos de los cuáles seis fallecieron en la comunidad Bellavista Cayarú, siendo cinco de ellos del pueblo Ticuna.

Fuente: CAAAP



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.