El Papa Francisco reflexionó ayer, 11 de marzo, sobre el presente periodo de cuaresma. “Queridos hermanos y hermanas, la cuaresma es una ocasión para ser reforzados en nuestra fe”, dijo.

Por eso “no debemos dudar, la fe en Jesús siempre nos fortalece”, aseguró el Papa desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, lugar donde ha celebrado la audiencia general, como medida preventiva para evitar los contagios del coronavirus en el Vaticano.

“En cada corazón”, recuerda el Papa, “incluso en la persona más corrupta y lejos del bien, se esconde un anhelo de luz, aunque se encuentre bajo escombros de engaños y errores, pero siempre hay una sed de verdad y bondad, que es la sed de Dios”.

Fuente: Zenit



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.