El sábado 29 de junio el Papa Francisco entregó el palio arzobispal a monseñor Carlos Castillo Mattasoglio, Arzobispo metropolitano de Lima. Fue en la Basílica de San Pedro, después de la Misa de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, y se contó con la presencia de todos los arzobispos metropolitanos nombrados por Francisco entre el 30 de junio de 2018 al 1 de junio de 2019.

Durante la ceremonia, el Papa alentó a los nuevos arzobispos a imitar a los apóstoles Pedro y Pablo para “ser testigos de vida, testigos de perdón y testigos de Jesús, porque ellos no se cansaron nunca de anunciar, de vivir en misión, en camino, desde la tierra de Jesús hasta Roma. Allí, en Roma, dieron testimonio de Él, hasta el final, entregando su vida como mártires, afirmó.

De igual forma, Francisco explicó que “el palio recuerda a la oveja que el pastor está llamado a llevarla sobre sus hombros; es signo de que los pastores no viven para sí mismos, sino para las ovejas; es signo de que, para poseer la vida, es necesario perderla, entregarla”.

Este lunes 01 de julio, el Papa también recibió a Castillo Mattasoglio en una audiencia, quien acudió para agradecerle su nombramiento como Arzobispo de Lima. “Hoy el Santo Padre Francisco me ha recibido y nos envía a todos los peruanos su bendición, alentando nuestra fe y el esfuerzo de hacer que nuestra Iglesia sea un signo creíble de esperanza y de amor del Señor en nuestras vidas”, expresó el Arzobispo de Lima.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.