Una vez más náufragos y cientos de muertos en el Mediterráneo. Se teme que sean 200 las víctimas en al menos dos distintos naufragios, ambos a lo largo de las costas líbicas.

Esta mañana la Organización internacional de las migraciones (OIM) refirió acerca de una barcaza hundida a pocos kilómetros en las costas de Libia: existe el riesgo de que haya, al menos, 113 muertos. La guardia costera líbica pudo salvar sólo a siete personas, seis hombres y una mujer, y con base en sus testimonios fue lanzada la alarma. «Noticias dramáticas las que nos han dado nuestras referencias en Libia –precisó el portavoz de la OIM, Flavio Di Giacomo– esperamos ulteriores detalles de esta enésima tragedia».

Se trata de 80, en cambio, las víctimas de otro naufragio acaecido también a lo largo de las costas líbicas. Se teme, en este caso, de 80 muertos. Es lo que emerge de los testimonios de los sobrevivientes que llegaron a Pozzallo y que fueron escuchados por la Procura de Ragusa. La tragedia –según las narraciones– se dio cuando la embarcación comenzó a llenarse de agua y se volcó. Los sobrevivientes pudieron sobrevivir sujetándose a la embarcación natátil. Permanecieron en el agua durante muchas horas. También el traficante murió ahogado. Los testimonios narraron que durante la navegación la embarcación que transportaba a casi 120 personas, probablemente por el exceso de la carga, comenzó a llenarse de agua hasta que volcó, haciendo caer a todos los inmigrantes en el mar. Sólo unos cuarenta de ellos pudieron aferrarse a la nave mercantil «Alexander Maersk» que les salió al encuentro. «Los traficantes nos siguieron a bordo de otra nave, y a un cierto punto, cambiando de rumbo, apagaron el motor de nuestra embarcación y nos dejaron a la deriva. Eramos 120 a bordo y poco después, mientras la gente se agitaba, se rompió el fondo de la embarcación y la nave se volcó. Se ahogaron al menos 80 y entre ellos uno de los traficantes», contaron los sobrevivientes.

Las noticias de estos últimos naufragios llegan después del enésimo fin de semana de tensión. Sólo entre el sábado por la noche y el domingo por la mañana en los puertos sicilianos y calabreses llegaron 2120 inmigrantes, pero se esperan muchos más porque los rescates en este fin de semana involucraron, como verificó la UNHCR, otras 6.000 personas que atravesaron el Mediterráneo para llegar a Italia, cómplice el Canal de Sicilia poco movido que, evidentemente, favoreció la partida desde el norte de África.

Enlace a la fuente: OIM informa de nuevos naufragios 

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.