A través de un comunicado oficial titulado “No permitamos que los pobres mueran de sed”, la Conferencia Episcopal de El Salvador se manifestó en contra de la privatización del agua, proyecto de ley que ha sido puesto en marcha por la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa salvadoreña.

“Como pastores, somos testigos del clamor de nuestro pueblo, que pide agua potable en todos los hogares y que no podría pagar los costos si tan vital líquido se convirtiera en una mercancía que esté sometida a las leyes del mercado”, menciona el documento.

Y es que los obispos de centroamérica consideran que el ente que regula la administración del agua en este país debe tener una reunión con la Junta Directiva predominante estatal, la cual tiene una amplia participación ciudadana: “el Estado debe ser el garante del derecho al agua para todos. Por tanto, estamos en contra de la privatización del agua”, dijeron los obispos.

El episcopado señala que “el agua es un elemento imprescindible para la vida humana, porque sin agua no hay vida”. Asimismo, mencionan que el Papa Francisco, en la Encíclica Laudato Si, afirma que “el acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas, y por lo tanto es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos”.

Es por ello que la Conferencia reafirma su posición y agregó lo siguiente: “Si se llegara a aprobar una ley que otorgue a una entidad privada el derecho de decidir sobre la distribución del agua en la nación, negándole esta función al Estado, estaríamos ante una ley absolutamente antidemocrática y carente de legitimidad”.

Finalmente, los obispos exhortaron a toda la población a exigir a la Asamblea Legislativa de El Salvador que aprueben una Ley General de Aguas que garantice este derecho fundamental.

Fuente: Signis



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.