Ayer, jueves 20 de agosto, se llevó a cabo la 116° Asamblea Plenaria de los obispos del Perú. En esta ocasión, el encuentro se realizó de manera virtual, debido a la pandemia. Y es precisamente bajo este contexto que los representantes de la Iglesia católica en nuestro país se detuvieron a hablar extensamente sobre las consecuencias graves que está dejando la covid-19.

A través de un mensaje emitido al final de la sesión, los obispos manifiestan estar conscientes de que estamos afligidos por un enemigo invisible, cuyas “consecuencias están causando un nivel de sufrimiento quizás nunca antes visto en el país y en el mundo entero; y todos elevamos un “grito”, un clamor al cielo, porque hoy más que nunca necesitamos la compasión y la ayuda de Dios”.

En ese sentido, han visto prudente dirigirse a todos los peruanos para hablar sobre tres temas en particular: el sufrimiento actual, la necesidad de conversión y una palabra de agradecimiento y esperanza.

El sufrimiento

En estos últimos meses, el dolor, la angustia y la desesperación se han visto reflejados en los rostros de los peruanos. Ante ello, los prelados señalan que han tratado de estar cerca a la población en todo momento, brindando la ayuda posible, tanto espiritual como material.

Sin embargo, manifiestan su pesar al no poder acompañar a los enfermos en su lecho de enfermedad y a la hora de la muerte; así como a las familias que han perdido seres queridos.

La conversión

Si bien la pandemia nos trae efectos graves y dolorosos, este momento es oportuno para reflexionar y recapacitar nuestra relación con Dios. En palabras de los obispos, “es ocasión para volver a la casa paterna y reecontrarnos con el Padre que nos pone el mejor vestido y hace fiesta (cfr. Lc 15,11-32)”.

En este punto, la Iglesia recuerda que, lamentablemente, hay tantos casos de corrupción y personas que anteponen el beneficio personal antes que el bien común, y aprovechan este difícil momento para delinquir y oprimir al pueblo de Dios.

“A ellos les exhortamos, les exigimos, que tienen que cambiar, que deben convertirse para trabajar por los peruanos más pobres y sufrientes. El bien común es la piedra angular de una política con ética, una política de servicio”, dijeron.

Asimismo, recalcaron que el verdadero poder es el servicio. “Así como la fuerza de la Iglesia está en la fe en Dios y en el servicio al pueblo, así también los políticos deben comprender que su fuerza está en el servir a la población; deben comprender que no están para decirle al pueblo qué tiene que hacer, sino al revés: conocer sus necesidades y hacer lo que éste demanda”, enfatizaron.

Agradecimiento y esperanza

De otro lado, también dejaron en claro que, en medio tanto sufrimiento, han surgido héroes de carne y hueso que han respondido con decisión, coraje, amor y generosidad, e incluso han sacrificado su vida para salvar la de otros.

“Como peruanos nos llenamos de orgullo ver la respuesta generosa de tantas personas para ayudar en esta situación. Las donaciones de alimentos, la organización de comedores populares, las donaciones para las plantas de oxígeno, la atención a los enfermos en los hospitales, el servicio brindado por los médicos, enfermeras, personal sanitario y las fuerzas de orden; a todos ellos, queremos rendirles homenaje y levantamos nuestras voces para decirles: ¡GRACIAS, HERMANOS!”.

Finalmente, los obispos dejan un mensaje de esperanza y expresan sentirse confiados de que saldremos bien de esta situación porque “nuestra esperanza tiene una roca sólida: Cristo”.

Por ello, al finalizar el documento, la Iglesia anuncia el inicio de su programa pastoral “¡Resucita Perú, ahora!”, cuyo objetivo es promover y fortalecer la acción solidaria, convocando a una amplia red de la Iglesia, la academia y la sociedad civil en interlocución con las autoridades del Estado, para superar la pandemia.

Puede leer el mensaje completo, haciendo clic en el siguiente enlace: Carta de los obispos del Perú en su 116° Asamblea Plenaria



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.