Los obispos del Comité Permanente del Episcopado Chileno se reunieron con el Papa Francisco ayer, 14 de enero de 2019, en audiencia privada, en la biblioteca del Palacio apostólico Vaticano.

“Fue un diálogo muy fraterno, muy fecundo y muy interesante”, señaló el secretario general de la Conferencia Episcopal, obispo Fernando Ramos. La audiencia fue solicitada por la Conferencia Episcopal de Chile (CECh). Posteriormente, el almuerzo tuvo lugar en la Casa Santa Marta.

Comité Permanente del Episcopado Chileno

Los obispos que han participado en la visita son: Mons. Santiago Jaime Silva Retamales, Ordinario Militar de Chile, Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. René Osvaldo Rebolledo Salinas, arzobispo de La Serena, Vicepresidente de la CECh; el cardenal Ricardo Ezzati Andrello, arzobispo de Santiago de Chile; Mons. Juan Ignacio González Errázuriz, obispo de San Bernardo; y Mons. Luis Fernando Ramos Pérez, obispo titular de Tetci, Administrador Apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” de Rancagua, y Secretario General de la CECh.

Antes de ingresar al encuentro, el obispo Fernando Ramos expresó a un grupo de periodistas que “siempre es un motivo de satisfacción podernos encontrar con el sucesor de Pedro y manifestarle nuestra cooperación y ánimo de comunión con él”.

Mons. Fernando Ramos reiteró que el objetivo del encuentro fue compartir al Papa cuál ha sido la evolución de la situación que vive la Iglesia en Chile desde su visita hasta la actualidad, así como las perspectivas a futuro.

Camino que sigue la Iglesia chilena

La reunión se inició a las 11 horas de Roma y concluyó al mediodía. El Papa, interesado por seguir profundizando en los temas del encuentro, invitó a almorzar a los obispos chilenos, por lo que el diálogo continuó posteriormente durante el almuerzo, desde las 13 hasta las 15 horas en la casa Santa Marta.

Explicó el obispo Ramos: “Hicimos un repaso, junto con el Papa, de los acontecimientos de importancia en la Iglesia chilena del último año. Fue un diálogo bastante preciso y lúcido, con aportes del Papa muy importantes. Después le expusimos el camino que estamos siguiendo para este año y el próximo de discernimiento eclesial, para concluir el año 2020 con una asamblea eclesial. El Papa nos hizo varias sugerencias bastante interesantes que notan una preocupación y un cariño muy grande por la Iglesia chilena”.

Añadió el obispo Ramos que el Papa Francisco recordó con mucho cariño su experiencia de noviciado en Chile los años Sesenta y cómo eso lo había ayudado muchísimo para su ministerio, primero como padre jesuita y luego como Papa.

Fuente: Zenit



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.