Durante una entrevista para el portal norteamericano Crux, publicada el 25 de marzo, monseñor Kay Schmalhausen, obispo de Ayaviri (Puno), pidió que los religiosos y laicos pederastas sean excomulgados.

“Para los clérigos y fieles que abusan de menores, no basta con apartarlos de la vista pública, obligarlos a observar una vida de penitencia ni incluso en su caso ‘reducirles’ al estado laical. Hay que excomulgarlos”, opinó Schmalhausen, cuando fue consultado por los escándalos de abusos sexuales dentro de la Iglesia Católica.

El obispo fue enfático y se mostró preocupado por la actitud de la Iglesia al no tomar medidas rápidas contra los abusadores ni pensar en el daño que han sufrido las víctimas. Ante ello, dijo: “Es nuestro deber repensar la aplicación de medidas penales más proporcionales y justas”.

El prelado también se refirió a miembros de la Iglesia que han sido acusados por abusos sexuales en distintos países como McCarrick (Estados Unidos), Fernando Karadima (Chile), Luis Fernando Figari (Perú) o Marcial Maciel (México), cuyos castigos “no han llegado lo suficientemente lejos” y que incluso pueden seguir disfrutando de los beneficios materiales y espirituales de la Iglesia.

Dejó el Sodalicio

Hay que señalar que Monseñor Schmalhausen perteneció desde joven al Sodalicio de Vida Cristiana, pero salió de esta sociedad religiosa hace tres años al conocer las acusaciones por pederastia contra el fundador Figari y otros líderes de la organización.

El prelado también manifestó su indignación porque ninguno de los acusados ha pedido perdón. “De estos cuatro hombres nunca hemos tenido ningún manifiesto público de arrepentimiento ni ninguna petición de perdón; solo el silencio y su desaparición de la escena pública”, lamentó Schmalhausen.

Finalmente, el obispo de Ayaviri se dirigió a los religiosos que encubren estos casos y deciden callar. Para Schmalhausen, ellos deberían recibir las mismas sanciones que en la actualidad se aplican a los curas perpetradores: retirada del ministerio activo y la entrega de pruebas a la justicia.

Fuente: Religión Digital



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.