Juan Curinuqui, promotor comunitario de la comunidad nativa de Bellavista, en el distrito de Lagunas, manifestó que este último domingo 2 de junio unos pescadores se percataron de un nuevo derrame de crudo, exactamente en el kilómetro 95 del Oleoducto Norperuano.

Dicho derrame se habría producido a raíz del fuerte sismo de 8 grados registrado el pasado 26 de mayo. Se descarta que haya sido provocado por los lugareños. El daño ambiental afecta las comunidades nativas de Santa Isabel y 06 de Julio (Río Nucuray).

Tras conocer los pobladores sobre el derrame de petróleo, comunicaron a la empresa estatal Petroperú. El día de ayer lunes 03, personal de la empresa llegó hasta la localidad para iniciar los trabajos de mitigación que consisten en colocar barreras de protección para evitar mayor contaminación de la zona.

Con información de Johon Tecco, Yurimaguas, radio Oriente, miembro del Observatorio Socio eclesial Signos de los Tiempos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.