Monseñor Salvador Piñeiro, afirma que la visita del Papa Francisco a Puerto Maldonado servirá para poner en agenda la conservación de la Amazonía y los pueblos que en ella habitan. Asimismo, sostuvo que “A quienes más golpean los cambios climatológicos y los desastres es a los pobres”.

“Nosotros vemos que la creación –nuestra casa común– está amenazada, sobre todo el norte globalizado que contrae una deuda ecológica para satisfacer las aparentes necesidades de los seres humanos que viven allí”, señaló.

Por otro lado, aseguró que la Iglesia Católica ayuda a los más necesitados, pero que el trabajo que se ha venido dando para proteger la Amazonía no es suficiente. “No nos gusta hacer mucho marketeo o propaganda, pero es bueno que se sepa que no hemos estado en la medida en que quisiéramos. La sociedad civil y la Iglesia tienen otras urgencias en la costa, en la sierra, pero hemos estado de espaldas a la selva”, declaró.

Finalmente, indicó que el comunicado enviado al Papa Francisco funciona como un una llamada para trabajar en beneficio de los pueblos indígenas amazónicos.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.