El presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, expresó ayer, 12 de mayo, un saludo a los hombres y mujeres que se dedican a la enfermería.

“El 12 de mayo se celebra el día internacional de la enfermería, fecha en que recordamos el natalicio de Florence Nightingale, enfermera que, en la guerra de Crimea, acudió a tantos soldados heridos y después pidió que en los hospitales se dieran grandes reformas higiénicas”, inicia el documento que hizo público.

Monseñor Cabrejos se dirigió especialmente a los enfermeros y enfermeras de América Latina y El Caribe, quienes muchas veces trabajan “sin los instrumentos necesarios, poniendo en riesgos sus vidas y las de sus familias, sobretodo en este momento de la pandemia que atravesamos”, dijo el Arzobispo de Trujillo.

También recordó que ellos siguen el ejemplo de Jesús quien curó a muchos enfermos. “A ustedes les toca velar por lo más sagrado, el don de la vida, cuidar de ella no sólo para que la persona recupere su salud, sino también trabajando en la prevención”, les dice en su mensaje.

Finalmente, afirmó que el personal de salud “también tiene fragilidades y sufren enfermedades, pero, cuando reciben el alivio y el consuelo de Cristo, están llamados a convertirse en descanso y consuelo para los hermanos, con actitud mansa y humilde, a imitación del Maestro”.

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.