“Abrazo en Cristo a las comunidades indígenas y pueblos originarios de América Latina y el Caribe y les expreso que la Iglesia está a su lado como su fiel aliada en la defensa de sus derechos, de su vida digna y en el modo que ustedes han elegido para lograr su desarrollo”. Estas son las palabras de monseñor Miguel Cabrejos, presidente del Episcopado Peruano y del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en su mensaje por el ‘Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo’, el pasado 21 de mayo.

En el mensaje, el también Arzobispo de Trujillo se refiere a situaciones como la pobreza y la desigualdad social, que se han hecho mucho más evidentes en estos tiempos de pandemia por el COVID-19. Asimismo, recordó que la diversidad es una oportunidad para la paz y el desarrollo sostenible, pues “gracias a ella podemos sumar esfuerzos con respeto y tolerancia desde las distintas formas de comprender el mundo”.

Monseñor Cabrejos enfatiza que la Iglesia aprecia la diversidad cultural porque “es patrimonio común que posee la humanidad. Es una fuente de intercambio y de renovación de las ideas y las sociedades, que nos permite apreciar a nuestro prójimo y concebir nuevas formas de pensar”.

Puede acceder al mensaje completo del CELAM haciendo clic en el siguiente enlace: Mensaje del CELAM por el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.