Al menos tres indígenas kukamas muertos dejó, la madrugada del domingo 9 de agosto, la violenta represión policial originada durante una protesta en la sede del Lote 95, en la localidad de Bretaña,  distrito de Puinahua, región Loreto. Así lo confirmó la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio), que también dio a conocer el registro de 10 indígenas heridos, entre graves (6) y leves (4), producto de la violencia.

El hecho que enluta a los indígenas del Perú se produjo paradójicamente en el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, quienes se encontraban pidiendo atención por parte del gobierno peruano.

Según Jorge Pérez Rubio, presidente de la Orpio, la población de Bretaña venía exigiendo que se destine el 5% de la producción fiscalizada de petróleo al cierre de brechas en la cuenca del Puinahua.

Asimismo, demandaban que las empresas petroleras que hayan causado contaminación en los últimos 50 años, remedien los sitios contaminados cumpliendo el plan de cierre de brechas, impulsando por el gobierno central.

A estos pedidos, se sumó la falta de atención del Estado a los indígenas en medio de esta pandemia, abandono que ha sido generalizado y denunciado ante las Naciones Unidas por la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep).

Ante la falta de atención, los indígenas se apostaron el sábado 8 de agosto en los exteriores de la empresa PetroTal, que opera el Lote 95, para manifestar su indignación, ante el olvido del Estado. “Haciendo uso de su derecho a la protesta pacífica, fueron a comunicar a los responsables de la atención del Lote 95, diciéndoles que van a hacer el control territorial”, señaló la Orpio.

Ya en horas de la noche, según la organización, al querer tomar la estación, los custodios del Lote 95 empezaron a disparar con armas de fuego. “Fueron ellos los que iniciaron este enfrentamiento en la noche, la policía entre la turba empezó a tirar ráfaga e incluso los mismos policías se han disparado entre ellos por la oscuridad”, relató la Orpio.

Tras el enfrentamiento, los heridos fueron trasladados al centro de salud de Requena donde se confirmó que habían sufrido impactos de bala.

Reacciones

Horas después del enfrentamiento, la empresa PetroTal anunció la paralización total de operaciones en el Lote 95 y solicitó al Ejecutivo a intervenir para iniciar un proceso de diálogo. Al mismo tiempo, el gerente general de PetroTal, Ronald Egúsquiza, reconoció que en la comunidad de Bretaña existen “reales necesidades” relacionadas a servicios básicos y requerimientos de salud, por lo cual esto debería resolverse con urgencia.

Por su parte, el Ministerio de Interior (Mininter) emitió un comunicado con una versión distinta de los hechos. Según esta versión, “al no llegar a un acuerdo, los pobladores habrían realizado disparos impactando uno de los proyectiles en un efectivo policial, produciéndose un enfrentamiento”.

Esta insinuación ha sido desmentida por la Organización Regional de los Pueblos Indígenas del Oriente (Orpio) quienes aclararon que los indígenas “no tenían armas de fuego” y solo portaban flechas como herramienta de defensa ancestral.

En tanto, tras reportar que seis efectivos policiales también resultaron heridos, el Mininter informó que una comisión de alto nivel del Gobierno, liderada por el ministro de Cultura, está viajando a la zona.

Libre determinación de los pueblos indígenas

Para la Comisión de Pueblos Indígenas del Congreso, estos hechos solo demuestran la necesidad de establecer un nuevo contrato social y ambiental en la Constitución, que priorice la libre determinación de los pueblos indígenas, la protección de sus territorios y el desarrollo sostenible.

“Es inadmisible que luego de 50 años de extracción petrolera y grandes ganacias de las empresas, las comunidades como Bretania, del entorno del Lote 95, tengan energía eléctrica y agua potable solo por 2 o 3 horas”, expresó mediante un comunicado la comisión.

Por lo pronto, la Orpio exige el inicio de una investigación para determinar quiénes iniciaron con los disparos y que se sancione a los responsables por la muerte de los tres indígenas.

Con información de Servindi



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.