El consejo de nueve cardenales asesores del papa Francisco, conocido como C9, confirmó hoy, al inicio de su vigésima reunión de trabajo en cinco años, que se dispone a cambiar algunos de sus miembros, tal como adelantó Religión Digital.

En un inusual comunicado dado a conocer por la oficina de Prensa del Vaticano en el primero de los tres días de trabajo del C9 en la Casa Santa Marta del Vaticano, el consejo asesor de Francisco confirmó que planteó al pontífice “una reflexión sobre el trabajo, la estructura y la composición” del grupo, considerando “la avanzada edad de algunos miembros”.

Nacido como C8 en abril de 2013 y convertido en C9 con la incorporación del secretario de Estado Pietro Parolin el año siguiente, el consejo asesor ratificó así que la vigésimosexta reunión, que terminará el miércoles, sería la última con la composición actual, como adelantó ayer RD.

Por ahora, forman el grupo Parolin, el gobernador del Estado de la Ciudad del Vaticano, el cardenal italiano Giuseppe Bertello; el arzobispo emérito de Santiago de Chile, el cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa; el arzobispo de Bombay, Oswald Gracias; el arzobispo de Munich, Reinhard Marx; el arzobispo de Kinshasa, Laurent Monsengwo Pasinya; el arzobispo de Boston, Sean Patrick O’Malley; el arzobispo de Sidney, George Pell y el arzobispo de Tegucigalpa, Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga. Como secretario, desde un principio integra el consejo de asesores el obispo de Albano, Marcello Semeraro.

A raíz del comunicado oficial, se desprende que uno de los reemplazados podría ser Errázuriz, quien enfrenta a la justicia de su país por los escándalos de abusos, que acba de cumplir 85 años. El cardenal chileno no participa de esta reunión, y ni en Roma ni en Santiago hay aún explicaciones oficiales sobre su ausencia. Laurent Monsengwo Pasinya, de 78 años, podría ser otro de los reemplazados por cuestiones de edad, mientras que en el caso de Pell a sus 77 años se suma el proceso abierto que tiene en Australia por casos de abusos.

Si bien algunos cambios, no vinculados directamente a la edad, estaban en la cabeza del pontífice desde hacía meses, Jorge Bergoglio prefirió esperar hasta la reunión de esta semana para cumplir los cinco años de mandato de los miembros (la duración normal de las designaciones vaticanas), considerando que el C9 fue instituido oficialmente con un quirógrafo del 28 de septiembre de 2013.

La segunda novedad del primer día de trabajo fue la confirmación de parte del C9 de que “la Santa Sede está por formular las eventuales y necesarias aclaraciones” luego de la carta del ex nuncio en Washington Carlo Maria Viganó del pasado 26 de agosto en la que pidió la renuncia de Francisco.

Así, tras cinco años de trabajos y 24 reuniones, el consejo de cardenales asesores del papa Francisco conocido como C9 tiene desde este lunes las últimas sesiones de trabajo con la configuración actual, después de haber llegado a un primer borrador de una nueva constitución apostólica y antes de que el pontífice introduzca cambios en su composición y funcionamiento.

Fuente: Religión Digital



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.