Los jóvenes que en la actualidad son activistas ambientales o tienen conciencia sobre los problemas que afectan a la naturaleza recibieron de niños una formación más enfática sobre estos temas. Esto lo reconoce y resalta Roberto Troya, representante en América Latina del Fondo para la Conservación de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

  • “Vemos la presencia de poblaciones jóvenes, de grupos que, distintos a generaciones anteriores, han sido mucho más expuestas a la problemática ambiental desde niños. En las generaciones actuales ya en muchos colegios o casas hablan del ahorro, de usar el agua o la energía con mucho más cuidado”, dijo el representante de WWF a Efe.

Para Troya, los jóvenes de América Latina deben ser los que protagonicen la lucha contra el cambio climático. Señaló que las nuevas generaciones deben reaccionar ante la sobreexplotación de los recursos naturales. “Rápidamente hay que producir un cambio generacional donde los jóvenes entren rápidamente en los procesos de toma de decisiones“, afirmó el ambientalista ecuatoriano.

Pero para que esto sea posible, es necesaria la educación en los colegios y los hogares para construir “una sociedad mucho más culturizada alrededor de los temas ambientales”. Para el representante de WWF, el principal enemigo ahora es el cambio climático y sus consecuencias.

El Fenómeno El Niño, que está afectando a Perú con lluvias, así como La Niña en otros países, con sequías, se están repitiendo con mayor frecuencia y han pasado de ocurrir cada 10 o 12 años a ocurrir incluso de manera anual.

  • “Esa recurrencia ha generado tales cambios en los regímenes de lluvia en muchos países que el tema de las inundaciones se han vuelto una locura. Las catástrofes por inundación, pérdida de cultivos por inundación, deslaves… que antes no se estaban dando ahora se están dando con mucha más frecuencia”, explicó.

En este sentido, surge la problemática del agua. “Los regímenes de agua marcan por ejemplo la posibilidad de entregar calidad de agua a las poblaciones, la posibilidad de tener una agricultura que se enmarque dentro de ciertos parámetros”, señaló.

Estos son solo algunos de los problemas que deberán enfrentar los jóvenes y las futuras generaciones, para lo que necesitan estar formados y preparados para superar el cambio climático.

“Hay que empoderar a los más jóvenes, tienen que meterse urgente en los procesos, no solo de toma de decisiones, sino de decisión”, dijo Troya.

Enlace a la fuente: La educación clave contra el cambio climático

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.