La Orden Capuchina en Chile investiga sacerdote Sergio Uribe Gutiérrez, acusado de presuntos abusos sexuales a niños, cuando ejercía como párroco del Instituto Alonso de Ercilla, perteneciente a la Congregación de los Hermanos Maristas. Asimismo, afirman que como medida cautelar, mientras se desarrolla esta investigación, “fray Sergio Uribe tiene prohibición de ejercer el ministerio públicamente y de tener contacto con menores de edad”.

Los Hermanos Maristas de Chile admitieron haber silenciado en los últimos 40 años presuntos abusos sexuales cometidos contra una treintena de alumnos de esa orden, y al menos unos siete docentes son investigados por dichos delitos en contra de ese número de jóvenes.

En los últimos 15 años, 80 sacerdotes y religiosos católicos han sido acusados en Chile por abuso sexual. De ese total, 45 fueron condenados por la justicia civil o canónica, y de ellos 34 tuvieron como víctimas a menores de edad.

Con información de Religión Digital



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.