El escándalo del ‘Vacunagate’, en el que 487 funcionarios públicos recibieron clandestinamente la vacuna china Sinopharm, ha remecido todo el mundo. Y la Iglesia peruana no ha tardado en pronunciarse. La noche de ayer, 17 de febrero, emitieron un comunicado en el que hacen sentir su opinión ante este caso.

“El Perú, una vez más, es golpeado por el reprochable proceder de algunas autoridades que se han beneficiado egoístamente, dejando de lado los intereses del país, el bien común y su obligación de velar por los más necesitados, los que están en primera linea de lucha contra la pandemia”, inicia el comunicado.

En ese sentido, la Conferencia Episcopal Peruana expresó tajantemente su rechazo a la utilización indebida de las vacunas confiadas a las autoridades en bien de la investigación y la salud de todos los peruanos.

“Esto muestra un nuevo rostro del monstruo de la corrupción y de la crisis ética y de valores que impide la auténtica realización de la justicia y el desarrollo del país”, afirmaron.

Asimismo, se encuentran profundamente indignados, pues mientras miles de médicos y personal sanitario arriesga su vida día a día, otras personas solo miran su beneficio propio. “No es posible que sigan muriendo médicos, enfermeras, policías, servidores públicos y tantos otros voluntarios, mientras que un grupo insensible busca su propio interés”, añadieron.

El episcopado exige que los hechos sean investigados y sancionados para que “la impunidad no tenga más espacio entre los peruanos y, por fin, logremos trabajar en unidad y transparencia para vencer esta pandemia”.

“Recordemos que son muchos más los que están trabajando y haciendo el bien para superar esta dura prueba. ¡No nos dejemos robar la esperanza!”,  finalizaron.

Puede leer el documento íntegro haciendo clic en el siguiente enlace: Pronunciamiento del Episcopado Peruano sobre el caso ‘Vacunagate’



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.