El Arzobispado de Lima se unió a la iniciativa “Resucita Perú Ahora (RPA)”, el pasado 25 de octubre, a través de la campaña solidaria “Dona un aliento de vida”, la cual tiene como objetivo recaudar fondos para dotar dos plantas de oxígeno medicinal: una para el Hospital Dos de Mayo y otra para el Hospital de la Solidaridad.

La noticia fue anunciada por el arzobispo de Lima, monseñor Carlos Castillo, durante una conferencia de prensa realizada en la Catedral de Lima, en la que estuvo acompañado por la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, y por el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, así como del representante de Cáritas Lima, Presbítero Javier Ávalos y, de manera virtual, por el vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), el cardenal Pedro Barreto.

Durante su alocución, el Arzobispo de Lima recordó el llamado del Papa Francisco a trabajar juntos por una Iglesia en salida, atenta a los problemas de la humanidad: “la Iglesia tiene que ser signo de esperanza, y para eso se necesita convocar a todas las fuerzas que existen en la sociedad, suscitando con el espíritu que tenemos en la Iglesia, una conexión con todas las instituciones civiles, con todas las iniciativas de personas, inclusive no creyentes o de otras confesiones religiosas, para que la sociedad se dinamice en forma solidaria”, añadió.

A su turno, el cardenal Pedro Barreto, en conexión por videollamada desde Huancayo, explicó que la iniciativa pastoral ‘Resucita Perú Ahora’ tiene “este sentido de acompañamiento de lo que significa vivir una vida en conjunto, en comunión, en una alianza social entre la fe y la ciencia para enfrentar con eficacia y prontitud a la Pandemia del COVID-19, en la perspectiva del desarrollo humano integral”.

Por útlimo, la Ministra de Salud lanzó una invitación para que más entidades imiten este tipo de acciones solidarias: “Necesitamos una humanidad en salida, tener un pueblo peruano en salida que nos junte a todos”, remarcó.

Ese trabajo conjunto ha permitido identificar la escasez de oxígeno y los problemas de acceso que tienen las personas más vulnerables de Lima, así como las características técnicas de las plantas que resultan necesarias de acuerdo con las normas sanitarias establecidas por el Ministerio de Salud.

Fuente: Conferencia Episcopal Peruana



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.