Ante el incremento de la propagación de coronavirus en el país, el Arzobispado de Lima anunció el martes 31 de marzo que las misas dominicales y todas las actividades por Semana Santa, como las visitas a las iglesias, la celebración masiva del Vía Crucis y todo tipo de festividades públicas serán completamente suspendidas.

Asimismo, la Iglesia en Lima anunció que se ha dado indicaciones a párrocos, decanos y vicarios territoriales para que se elijan los horarios adecuados para transmitir las celebraciones religiosas de Semana Santa.

El Arzobispado de Lima comunicó a toda la feligresía lo siguiente:

1. La grave pandemia que vivimos nos interpela como Iglesia de Lima, requiere de nuestra solidaridad efectiva con las víctimas, y nuestra oración comunitaria que en esta Semana Santa 2020 nos llama a celebrar de manera completamente novedosa, atendiendo a los signos de este tiempo de adversidad.

2. Durante la Semana Santa todos nos hemos de unir espiritualmente para fortalecer nuestra fe y esperanza por medio del amor y el servicio. Nada mejor que orar a Jesús, el Señor de los Milagros, para que, recordando su entrega gratuita y generosa, nos inspire, aliente, y suscite la fuerza para que la pandemia cese. Esta Semana Santa se lo pediremos siendo “un solo corazón y una sola alma” desde nuestras casas: aislamiento social con unidad espiritual.

3. La prolongación del estado de emergencia, con toque de queda temprano, nos exige total y estricta colaboración con las autoridades en el esfuerzo por detener el crecimiento de la pandemia del Covid-19.

4. Por ello, todas las celebraciones públicas que implican aglomeración de personas en Semana Santa quedan completamente suspendidas. Así, debe evitarse visitas a templos, procesiones, peregrinaciones, celebraciones de misas en templos y en lugares públicos, y toda manifestación masiva.

5. Podemos celebrar la Semana Santa desde el ambiente familiar en forma espiritual y a través de la  comunicación radial, televisiva o virtual, de modo que formemos espiritualmente unidades parroquiales y/o unidad arquidiocesana por estos medios sin reuniones físicas de grupos o masivamente. Esto se ha venido haciendo estos días y los oficios de la Semana Santa deben usar la misma forma de comunicación para evitar todo riesgo de contagio.

6. Se ha dado indicaciones a párrocos, decanos y vicarios territoriales para que se elijan horarios adecuados para trasmitir desde los espacios parroquiales restringidos las celebraciones de Semana Santa.

7. Se ha indicado también prestar atención especial a la oración en unidad de todas nuestra feligresía con las celebraciones centrales de nuestra arquidiócesis, dando prioridad a estos horarios, de manera que los parroquiales no se crucen con los horarios arquidiocesanos.

8. Los horarios de las celebraciones centrales, que serán todas televisadas por la red nacional de TV son los siguientes:

  1. Domingo de Ramos: Misa televisada en la Catedral de Lima, 11 am.
  2. Jueves Santo: Misa de la cena del Señor, televisada desde el Seminario, 7pm.
  3. Viernes Santo:
    • Sermón de las tres horas, televisado desde Nazarenas, 12m-3pm.
    • Oficio de Viernes Santo, televisado desde Nazarenas, 3pm-5pm
  4. Sábado Santo: Vigilia Pascual, televisada desde Catedral de Lima, 6pm-8pm.
  5. Domingo de Resurrección: Misa televisada desde Catedral de Lima, 11 am.

9. Quedan suspendidas la Misa Crismal (trasladada al domingo de Pentecostés) y la colecta por Tierra Santa (trasladada el domingo 13 de septiembre Fiesta de la exaltación de la Cruz).

10. Las indicaciones de la Conferencia Episcopal, aplicando las directivas de la Congregación de Liturgia de la Santa Sede sobre los cuidados en cada celebración, deben ser seguidas por todos.

Fuente: Arzobispado de Lima



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.