Además de celebrarse el ‘Día de Santa Rosa de Lima’, ayer -30 de agosto- se celebró el ‘Día del Enfermero Peruano’. En medio de este difícil contexto, en el que los enfermeros se encuentran en primera línea para luchar contra la pandemia, la Iglesia peruana envió un mensaje dirigido a todas las enfermeras y enfermeros del país.

“Saludo a las enfermeras y enfermeros que con entrega, sacrificio y amor por la vida trabajan intensamente en la primera línea de batalla frente a la pandemia del COVID19 en todos los hospitales y centros de salud del país. Su vocación, servicio y empatía es uno de los principales soportes para que los pacientes sientan ese apoyo tan necesario en estos momentos”, expresa la carta firmada por monseñor Cabrejos.

El representante de la Iglesia católica en Perú resalta que la enfermería es una vocación de servicio para el cuidado de la vida, la salud y el bienestar del individuo y la comunidad. En ese sentido, recordó a Santa Rosa de Lima y a San Martín de Porres, considerados los primeros enfermeros peruanos.

“Gracias a su ejemplo miles de mujeres y varones hoy están entregados a su profesión de enfermeros. Todos ellos son el grupo mayoritario del sector salud y gestionan y cuidan la vida desde el nacimiento hasta el último aliento”, manifiestan.

Finalmente, monseñor Cabrejos recuerda que hasta el momento más de 70 enfermeras y enfermeros han dado su vida defendiendo y cuidando la vida del prójimo en plena pandemia, y más de 5 mil se contagiaron con COVID 19, pero “siguen allí tenazmente despidiéndose de sus familias para cuidar al Perú, aun poniendo en riesgo sus vidas. Esa es la vocación y el sentido de sus existencias”, culmina el mensaje.

Fuente: Conferencia Episcopal Peruana



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.