El papa Francisco prepara un texto magisterial dedicado a la ecología, la segunda encíclica de su pontificado. Será publicada probablemente en junio o julio, para contribuir a la preparación de la conferencia sobre el cambio climático a finales de año en París.

Ya desde su primera misa del 19 de marzo de 2013, El Papa ha hecho continuos llamamientos para propiciar la movilización ecologista. Uno de los últimos lo realizó el 9 de febrero en la misa matutina en Santa Marta. Se refirió entonces de forma directa y espontánea a quienes ven en el ecologismo un caballo de Troya del marxismo: “Cuando escuchamos que hay gente que se reúne para pensar cómo custodiar la Creación podemos decir: ‘Pero no, esos son verdes’ ¡No, no son verdes! ¡Son cristianos! Es nuestra respuesta a la primera creación de Dios. Es nuestra responsabilidad. Al cristiano que no custodia la Creación no le importa el trabajo de Dios, este trabajo nacido del amor de Dios hacia nosotros”.

Partiendo de esta misma concepción teológica y social, el primer pontífice latinoamericano quiere a los católicos comprometidos con el ecologismo. Muestra de ello es su impulso en la creación el pasado septiembre de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM). Este organismo orientado a la coordinación de actividades de protección de la Amazonia está liderado por el cardenal franciscano brasileño Cláudio Hummes y por el jesuita peruano Pedro Barreto, arzobispo de Huancayo y presidente del departamento de Justicia y Solidaridad de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM).

Barreto está seguro de que en la encíclica, el Papa va a tener en cuenta algunos de los puntos tratados en el documento conclusivo de la Conferencia de Aparecida, cuya redacción fue coordinada por el propio Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires. Entre los aspectos relevantes respecto a la Amazonia, destaca la escucha de las poblaciones indígenas y la puesta en marcha de una “pastoral de conjunto que privilegie a los pobres y sirva al bien común”.

La encíclica llegará, además, en un momento “histórico para la humanidad”, pues será publicado entre la conferencia sobre el cambio climático celebrada el pasado diciembre en Lima y la que tendrá lugar a finales de año en París.

El cardenal de Ghana, Peter Turkson, ha coordinado buena parte del trabajo preparatorio de la próxima encíclica sobre la ecología del Papa. Turkson está convencido de que “la cuestión del medio ambiente debe ser tratada en relación con la presencia del ser humano en la Tierra y el uso de los recursos que Dios nos brindó a todos. Las personas tienen que utilizar los recursos para el bien común. Lo que Dios creó es para todos los seres humanos. La persona humana tiene que estar en el centro de cualquier uso de los bienes de la Tierra. Y, precisa el cardenal gahnés “La paz también depende de cómo cuidemos la naturaleza”. (Con información tomada de Vida Nueva n°2938)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.