Desde la publicación de la encíclica Laudato si’, el 24 mayo del 2015, todos los 1 de septiembre se celebra la Jornada mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, fecha con la que comienza el Tiempo de la Creación y finaliza el 4 de octubre, en memoria de san Francisco de Asís.

En ese sentido, el papa publicó ayer un mensaje para todos los cristianos y personas de buena voluntad en el que se hace una profunda reflexión sobre la necesidad de tomar acciones decisivas para cuidar la tierra y a las personas que la habitamos, particularmente los más pobres y vulnerables.

Dado el contexto en el que nos encontramos por la pandemia, Francisco aprovechó para expresar que debemos de aprender de esta experiencia para redescubrir “estilos de vida más sencillos y sostenibles”.

“Debemos examinar nuestros hábitos en el uso de energía, en el consumo, el transporte y la alimentación. Es necesario eliminar de nuestras economías los aspectos no esenciales y nocivos y crear formas fructíferas de comercio, producción y transporte de mercancías”, pidió Francisco.

En el documento, deja en claro que se deben acabar con actividades y propósitos superfluos y destructivos y cultivar en cambio “valores, vínculos y proyectos generativos”.

Con respecto al inicio del ‘Tiempo de la Creación’, el papa desea que los cristianos vivan este período como un ‘Jubileo de la Tierra’ en el que tomen conciencia de que “no se puede vivir en armonía con la creación sin estar en paz con el Creador, fuente y origen de todas las cosas”.

Entre otras cosas, también habló sobre la ‘codicia desenfrenada del consumo’, lo cual provoca la desintegración de la desintegración de la biodiversidad, el incremento de los desastres climáticos y el impacto desigual de la pandemia en curso sobre los más pobres y frágiles.

“Los bosques se desvanecen, el suelo se erosiona, los campos desaparecen, los desiertos avanzan, los mares se vuelven ácidos y las tormentas se intensifican: ¡la creación gime!”, lamentó el obispo de Roma y pidió encontrar un estilo de vida más “equitativo y sostenible”, que brinde a la Tierra “el descanso que se merece” y ofrezca “medios de subsistencia suficientes para todos”.

Finalmente, el papa renovó el llamamiento para cancelar la deuda de los países más frágiles debido a la pandemia, exigió proteger a las comunidades indígenas frente a las multinacionales e invitó a hacer todo lo posible para limitar el crecimiento de la temperatura media global por debajo del umbral de 1,5 grados centígrados.

Puede leer el mensaje completo del papa, haciendo clic en el siguiente enlace: Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

Fuente: Vida Nueva



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.