Coincidiendo con la VI convocatoria del Día Internacional de Oración y Reflexión contra la Trata, celebrado este 8 de febrero (festividad de la sudanesa santa Josefina Bakhita), el papa Francisco ha protagonizado el lanzamiento de la red ‘Super Nuns’ (Super Monjas) para apoyar a las religiosas que trabajan en el rescate y rehabilitación de víctimas de la trata de personas, informó el portal Vatican News.

El acto ha tenido lugar en la Biblioteca del Palacio Apostólico, donde el propio Papa ha sido el encargado de dar el primer clic con el que se inauguraba esta comunidad virtual –dentro de la plataforma Patreon– diseñada para recaudar fondos para las víctimas de la trata y para financiar proyectos de atención y apoyo a este colectivo.

Junto a Francisco, se han dado cita en el acto miembros de Talitha Kum, la red de religiosas impulsada por la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) y que, desde hace una década, viene trabajando en la prevención, la protección frente a los traficantes, el rescate y el fomento y rehabilitación de supervivientes de la trata de personas, al tiempo que promueve la colaboración y el intercambio de información entre consagrados de ambos sexos en 70 países para erradicar el flagelo de la esclavitud.

Apoyo de artistas

A este nuevo proyecto, que cuenta con el patrocinio de la Fundación Galileo, se han sumado varios artistas callejeros, como Stephen Power (ESPO), grafitero estadounidense, y el japonés Leiji Matsumoto, famoso dibujante de manga. “Estamos aprovechando una maravillosa comunidad de artistas para ayudarnos a ilustrar el gran espíritu de las supervivientes y el trabajo incansable de las hermanas”, explicó la hermana Gabriella Bottani, coordinadora internacional de Talitha Kum. De hecho, está previsto que ‘Super Nuns’ regale cada mes diez copias firmadas de los artistas al azar a los miembros de la comunidad.

Después de que la hermana Bottani ilustrara brevemente el sitio, el Papa saludó personalmente a cada uno de los participantes y, a petición de ESPO, autografió una copia de la primera imagen que este hizo entrega al propio Francisco.

Fuente: Vida Nueva Digital



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.