Sobre el viaje del Papa a Ecuador, Bolivia y Paraguay, les ofrecemos una reseña de cada país con extractos de algunas de sus intervenciones (tomadas de Vida Nueva). Y todos los textos de sus discursos y homilías íntegros en un adjunto.

Visita de cortesía al presidente Horacio Cartes y encuentro con autoridades

Durante la breve ceremonia de bienvenida, tuvo lugar la presentación de ambas delegaciones, los habituales honores militares y el saludo a la bandera. Francisco fue trasladado a la Nunciatura Apostólica de Asunción para descansar del vuelo procedente de Bolivia, y tres horas después, a las 18:00 h. acudió al Palacio Presidencial para la visita de cortesía al presidente de la República.

Citas de su discurso:

– “Y quiero reconocer con emoción y admiración el papel desempeñado por la mujer paraguaya en esos momentos tan dramáticos de la historia, de modo especial esa guerra inicua que llegó a destruir casi la fraternidad de nuestros pueblos”.

– “La forma de gobierno adoptada en su Constitución, ‘democracia representativa, participativa y pluralista’, basada en la promoción y respeto de los derechos humanos, nos aleja de la tentación de la democracia formal, que Aparecida definía como la que se contentaba con estar fundada en la limpieza de procesos electorales”.

– “Un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados no es verdadero desarrollo. La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral de la persona, especialmente la persona más vulnerable e indefensa”.

Visita al Hospital general pediátrico “Niños de Acosta Ñu”

Citas de su discurso:

– “Debemos aprender de ustedes, de su confianza, alegría, ternura. De su capacidad de lucha, de su fortaleza. De su incomparable capacidad de aguante. Son unos luchadores. Y cuanto uno tiene semejantes ‘guerreros’ adelante, se siente orgulloso”.

– “Hay momentos de una angustia fuerte que oprime el corazón y hay momentos de gran alegría. Los dos sentimientos conviven, están en nosotros. Pero no hay mejor remedio que la ternura de ustedes, que su cercanía”.

Misa en la explanada del santuario mariano de Caacupé

Cientos de miles de peregrinos de Paraguay, Argentina y Brasil han pasado la noche del viernes al sábado entre rezos, cantos y con pocas horas de sueño frente al santuario de la Virgen de los Milagros de Caacupé, un poblado situado a 50 km de Asunción, donde el Papa Francisco ofreció su primera misa multitudinaria en el país. La celebración la dedicó por completo a la figura de la mujer, y no ha dudado en comparar a las mujeres paraguayas con la Virgen María, afirmando que “cuando todo parecía derrumbarse, junto a María se decían: No temamos, el Señor está con nosotras, está con nuestro Pueblo, con nuestras familias, hagamos lo que Él nos diga”.

Citas de su discurso:

– “María es mujer de fe, es la Madre de la Iglesia, ella creyó. Su vida es testimonio de que Dios no defrauda, que Dios no abandona a su Pueblo, aunque existan momentos o situaciones en que parece que Él no está”.

– “Han vivido situaciones muy pero muy difíciles, que desde una lógica común sería contraria a toda fe. Ustedes al contrario, impulsadas y sostenidas por la Virgen, siguieron creyentes, inclusive esperando contra toda esperanza”.

Encuentro con representantes de la sociedad civil en el estadio León Condou del colegio San José

En la penúltima jornada de su viaje por América del Sur, en Paraguay, y después de la Misa que por la mañana celebró en el Santuario de la Virgen de Caacupé, el Papa Francisco se encontró con los representantes de la sociedad civil, a las 16:30. Fue un largo evento con varias interpretaciones musicales y bailes. Por su parte, el Papa, que se salió varias veces del discurso preparado, reclamó diálogo, respeto y cultura del encuentro.

Citas de su discurso:

– “Es bueno que ustedes los jóvenes vean que felicidad y placer no son sinónimos. Una cosa es la felicidad y el gozo… y otra cosa es un placer pasajero. La felicidad construye, es sólida, edifica. La felicidad exige compromiso y entrega… A jugársela por algo, a jugársela por alguien. Esa es la vocación de la juventud y no tengan miedo de dejar todo en la cancha. Jueguen limpio, jueguen con todo”.

– “El diálogo es sobre la mesa, claro. Si vos, en el diálogo, no decís realmente lo que sentís, lo que pensás, y no te comprometés a escuchar al otro, ir ajustando lo que vas pensando vos y conversando, el diálogo no sirve, es una pinturita… el diálogo presupone y nos exige buscar esa cultura del encuentro. Es decir, un encuentro que sabe reconocer que la diversidad no solo es buena, es necesaria”.

Víspera con los obispos, sacerdotes, religiosos y movimientos católicos en la catedral metropolitana de Asunción

Francisco y su séquito partieron hacia la Catedral de Asunción, donde obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, diáconos, seminaristas y movimientos le esperaban para el rezo de vísperas. En su breve homilía, el Papa recomendó: “La oración hace emerger aquello que vamos viviendo o deberíamos vivir en la vida cotidiana, al menos la oración que no quiere ser alienante o solo preciosista”. Y, como había hecho unos minutos antes a los representantes de la sociedad civil, también a los eclesiásticos pidió unidad: “La belleza de la comunidad eclesial nace de la adhesión de cada uno de sus miembros a la persona de Jesús. (…). Es hermoso verlos colaborando pastoralmente, siempre desde la naturaleza y función eclesial de cada una de las vocaciones y carismas. Quiero exhortarlos a todos ustedes, sacerdotes, religiosos y religiosas, laicos y seminaristas a comprometerse en esta colaboración eclesial, especialmente en torno a los planes de pastoral de las diócesis y la misión continental, cooperando con toda su disponibilidad al bien común. Si la división entre nosotros provoca la esterilidad, no cabe duda de que de la comunión y la armonía nacen la fecundidad, porque son profundamente consonantes con el Espíritu Santo”.

Visita a la población del Bañado Norte, donde está la capilla de San Juan Bautista

En el inicio de su último día de gira latinoamericana, el Papa visitó la capilla San Juan Bautista, en Bañado Norte, fundada entre el barro hace 15 años por la Compañía de Jesús en una de las zonas más humildes de la capital paraguaya. Allí, Francisco ha dado gracias por cada uno de los presentes, pues gracias a ellos en Bañado Norte, “la fe se ha hecho esperanza y es esperanza que estimula el amor”.

Misa en el campo grande de Ñu Guazú y posterior rezo del ángelus

Fue la última misa de Francisco en su gira latinoamericana. Fue en el Parque Ñu Guazú, en las cercanías de Asunción, la capital de Paraguay, ante más de un millón de personas (según fuentes oficiales paraguayas). Entre los asistentes, muchas personalidades públicas, entre ellas la presidenta de Argentina Cristina Fernández, que no se ha perdido la homilía en la que el Bergoglio ha recordado que las tres señales de los cristianos son: hospedar, recibir y acoger.

Encuentro con los jóvenes en el paseo marítimo de Costanera

“Me tengo que ir”. Y los miles de jóvenes que le escuchaban gritaban un “¡Nooo!” largo y sincero. Francisco logró conectar con los jóvenes de Paraguay sin mayor problema, en la tarde del domingo 12 de julio, en lo que fue el último acto de su viaje apostólico a Ecuador, Bolivia y Paraguay. Después de esto el Papa voló de regreso a Roma. En su última intervención (improvisada, no leída), Francisco animó a los jóvenes a que tengan “esperanza y fortaleza. No queremos jóvenes debiluchos, cansados y con cara de aburridos, sino fuertes, porque conocen a Jesús”.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.