Mediante el comunicado “Por una educación pública laica”, el Foro Educativo hizo un llamado a la sociedad civil a fortalecer el Estado laico para estabilizar la democracia en nuestro país, ante los últimos sucesos ocurridos en el Poder Judicial.

“Los últimos acontecimientos de corrupción en el sistema de justicia y otras instancias públicas, que ponen en riesgo la democracia, no deben hacernos olvidar que la educación pública y la autonomía del Ministerio de Educación, para ejercer su rol rector, también se ha puesto en riesgo con la intromisión de grupos de interés conservadores y religiosos en la vida pública”, afirma el documento.

Es por ello que el Foro considera, como una medida, que el Estado incluya a todos los ciudadanos en las políticas públicas, tomando en cuenta la diversidades culturales, de género y espiritualidad. “La imposición dogmática y la intolerancia impiden el derecho de todo ser humano de vivir en armonía en esta diversidad. Asimismo, limita el desarrollo del juicio crítico, tan importante para la formación de ciudadanos y la convivencia democrática”, mencionan.

Y es que las últimas publicaciones de los textos escolares que usan los estudiantes en nuestro país, otorgadas por el Ministerio de Educación, han demostrado los intentos de algunos grupos políticos y religiosos para imponer sus posiciones e ideologías en la educación pública. Ante ello, el Foro comenta que esto “nos alerta sobre el riesgo que corren los principios democráticos, de libertad e igualdad de derechos que caracterizan a la democracia”.

Es por eso que el Foro Educativo considera pertinente que la educación pública sea laica, para acoger la pluralidad y la diversidad del país; que en las instituciones educativas públicas, las religiones puedan ser materia de enseñanza como hecho social y no como una doctrina; y que se promueva el desarrollo integral y de relaciones de igualdad entre hombres y mujeres, así como relaciones afectivas libres de violencia, y el desarrollo de la identidad sexual y de género.

“En democracia, el rol de la educación es formar ciudadanos y ciudadanas éticos, que se valoren a sí mismos, que respeten a los otros y convivan democráticamente en la diversidad”, concluyeron.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.