Cuatro federaciones indígenas amazónicas, que agrupan a más de 100 comunidades denunciaron -el pasado 12 de junio- que, durante el estado de emergencia nacional, se han registrado 5 derrames de petróleo en sus territorios y que a la fecha ninguno ha sido atendido.

A través de un pronunciamiento, las federaciones FEDIQUEP, FECONACOR, OPIKAPFE y ACODECOSPAT reportaron que todos estos derrames son responsabilidad plena de la empresa Frontera Energy, la misma que opera el Lote 192 desde hace cinco años.

“En 5 años más de 80 derrames han ocurrido en el Lote 192 desde que empezó a operar la empresa Frontera Energy (agosto 2015). Estos derrames no nos han dejado tranquilos/as ni en el tiempo de la cuarentena”, denunciaron las federaciones que representan a las comunidades de los ríos Pastaza, Corrientes, Tigre, Marañón y Chambira.

La indignación de las federaciones se acrecentó luego de enterarse que, tras las denuncias que impusieron por los derrames, el Estado decidió reunirse de forma discrecional solo con los organismos públicos y los representantes de Frontera Energy, sin emitir aviso o información a las organizaciones indígenas.

Asimismo, alertaron que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) responde de manera lenta e ineficiente ante las exigencias de acción y diálogo que efectúan las federaciones indígenas y amazónicas.

“Ante nuestro pedido urgente de reunión a causa de los hechos, OEFA nos respondió que en once días nos atenderían. Mientras, varias de las fugas siguen estando activas y llevan derramando petróleo alrededor de un mes, aumentando el impacto y la exposición de la población de nuestras comunidades”, señalaron.

Debido a estos hechos, las federaciones solicitaron una reunión urgente e inmediata de alto nivel con la presidenta del a OEFA y con la ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, a fin de realizar una coordinación intersectorial que incluya a las federaciones. Del mismo modo, exigieron una atención integral que aborde la situación de la pandemia y la contaminación garantizando su derecho a la salud.

Las federaciones que firman el comunicado son la Federación Indígena Quechua del Pastaza (FEDIQUEP), la Federación de Comunidades Nativas de la Cuenca del Corrientes (FECONACOR), la Organización de Pueblos Indígenas Kichwas Amazónicos Fronterizos Perú-Ecuador (OPIKAFPE) y la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (ACODECOSPAT).

Fuente: Servindi



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.