El martes 21 de julio, el Papa Francisco se reunió con alcaldes de 65 ciudades del mundo, en el Vaticano, en un encuentro sobre cambio climático y esclavitud.

Luego del foro: “Esclavitud moderna y Cambio Climático: el compromiso de las ciudades”, convocado por la Pontificia Academia de las ciencias, los representantes de cada país firmaron una declaración conjunta en el cual acuerdan a afrontar el cambio climático causado por el ser humano y la exclusión social representada en la radical pobreza, esclavitud moderna y trata de personas.

En dicha reunión, el Papa quiso dirigirse s los participantes y dijo que se debe promover una actitud de ecología humana para cuidar al medio ambiente. Además, hizo referencia a la encíclica “Laudato Si” en la cual se menciona que “no se puede separar el hombre del resto”. Con respecto a ella, el Papa dijo que la encíclica no es “verde”, sino social, ya que cuidar al ambiente es un asunto social.

En el documento, los alcaldes reconocen a la naturaleza “como un don precioso que ha sido confiado a nuestro común cuidado” y se comprometen a no dañarlo. Además, en el texto, también se resalta que existen medios tecnológicos, financieros y el conocimiento necesario para combatir el cambio climático antrópico y erradicar, a la vez, la pobreza extrema.

Los alcaldes se comprometieron a incentivar programas nacionales de reasentamiento y reintegración para “terminar con el abuso, la explotación, la trata de personas y todas las formas de esclavitud moderna”.

Finalmente, el Papa, quiso añadir su firma a la de los Alcaldes y, al firmar el documento, afirmó que hay que tener esperanzas en la cumbre de las Naciones Unidas que se celebrará en París a finales de este año, para que ““se logre algún acuerdo fundamental básico”.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.