El Papa Francisco ha pedido oraciones por las víctimas de las explosiones en Beirut, Líbano, y por sus familiares durante la audiencia general del pasado 5 de agosto, tras el receso del mes de julio.

Del mismo modo, Bergoglio ha exhortado a rezar por el Líbano, para que, “con el compromiso de todos sus componentes sociales, políticos y religiosos, pueda afrontar este momento tan trágico y doloroso” y, “con la ayuda de la comunidad internacional, superar la grave crisis que está atravesando”.

En concreto, esta petición ha sido realizada al final de la audiencia, celebrada en la biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano sin presencia de fieles y transmitida por los medios de comunicación social debido a la pandemia de coronavirus.

Tal y como informa Vatican News, dos fuertes explosiones sacudieron el martes 4 de agosto el sector portuario de la capital del Líbano, Beirut, dejando más de 100 muertos y más de 4.000 heridos, según un último informe de la Cruz Roja libanesa.

Unas 2750 toneladas de nitrato de amonio guardadas en un almacén fueron la causa de la segunda explosión, la más potente y devastadora.

Las ventanas de muchos edificios, iglesias y tiendas fueron destrozadas en varios kilómetros a la redonda y en las afueras del distrito portuario, la destrucción fue masiva.

Fuente: ZENIT



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.