“Que la Iglesia acoja a los sintecho”. Es la petición que el Papa lanzó esta mañana del 31 de marzo, durante la eucaristía diaria que presidió en la capilla de Santa Marta.

Al comenzar su plegaria inicial, siempre vinculada a la pandemia del coronavirus, Francisco rezó por el sufrimiento de los “sin techo”, en tanto que no tienen un hogar en este tiempo de cuarentena.  “Que la sociedad, los hombres y mujeres”, se den cuenta de esta realidad, de los últimos”, expresó.

Durante la homilía, y con el Triduo Pascual a la vuelta de la esquina, el Papa llamó a los cristianos a poner su mirada en Jesús Crucificado. “Tenemos que acostumbrarnos a mirar al Crucificado bajo la luz verdadera de la redención”, señaló.

“Parece que Jesús el mayor pecador. No. Lo que ha hecho es tomar todos nuestros pecados sobre sí hasta el punto de hacerse pecado, todo pecado. Nuestros pecados están en la cruz”, meditó el Papa. En esta misma línea, explicó que “en Jesús hecho pecado vemos la derrota total de Cristo. No finge morir, no finge sufrir solo y abandonado. Es una realidad”.

A partir de ahí, Francisco dio un consejo a los fieles para ahondar en el misterio de la muerte  y resurrección de Jesús: “Solamente contemplar, orar y agradecer”, finalizó.

Fuente: Vida Nueva



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.