El pasado 1 de septiembre, el papa Francisco dio a conocer el mensaje para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. En ella, empieza afirma que nuestro planeta se encuentra en peligro y se ha convertido en algo explotable como producto de “egoísmos e intereses” que han hecho de la creación “un teatro de rivalidad y enfrentamientos”.

Francisco habla alarmado sobre el aumento de la degradación en el mundo, debido a la contaminación, el uso incesante de combustibles fósiles, la explotación agrícola y el incremento de las temperaturas globales como consecuencia de la deforestación. “El aumento en la intensidad y frecuencia de fenómenos climáticos extremos y la desertificación del suelo están poniendo a dura prueba a los más vulnerables entre nosotros”, asevera.

Asimismo, pone el mismo énfasis en otros problemas graves como el derretimiento de los glaciares, la escasez de agua, el descuido de las cuencas y la considerable presencia de plásticos y microplásticos en los océanos. Sobre estos, Francisco dice que “confirman la urgencia de intervenciones que no pueden posponerse más. Hemos creado una emergencia climática que amenaza seriamente la naturaleza y la vida, incluida la nuestra”.

Para el papa, estos hechos no solo son consecuencia de las grandes empresas, sino de también de todos los seres humanos, pues hemos olvidado quiénes somos: criaturas a imagen de Dios, llamadas a vivir como hermanos y hermanas en la misma Casa Común. En palabras del obispo de Roma, “No fuimos creados para ser individuos que mangonean; fuimos pensados y deseados en el centro de una red de vida compuesta por millones de especies unidas amorosamente por nuestro Creador”.

En ese sentido, instó a los fieles a dedicar tiempo no solo a la oración, sino a tomar  acciones en beneficio de la Casa Común, que se abrió el pasado 01 de septiembre con la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación y que finalizará el 04 de octubre, en memoria de San Francisco de Asís.

“Este es el tiempo para reflexionar sobre nuestro estilo de vida y sobre cómo nuestra elección diaria en términos de alimentos, consumo, desplazamientos, uso del agua, de la energía y de tantos bienes materiales a menudo son imprudentes y perjudiciales. Nos estamos apoderando demasiado de la creación. ¡Elijamos cambiar, adoptar estilos de vida más sencillos y respetuosos!”, sentenció Bergoglio.

Puede acceder al mensaje íntegro del papa Francisco haciendo click en el siguiente enlace: Oración del papa Francisco por el cuidado de la Creación



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.