Durante la celebración de la Jornada Mundial de la Paz, el 1 de enero, el papa Francisco agradeció por todos los mensajes recibidos y alabó las iniciativas de oración en torno a la Jornada pactada, según las restricciones marcadas por la pandemia.

Además señaló que “este tiempo que nos ha dado el Señor lo dediquemos a nuestro crecimiento humano y espiritual, que sea un tiempo para limar los odios y las divisiones, que sea un tiempo para sentirnos más hermanos y hermanas, que sea un tiempo para construir y no para destruir, cuidando los unos de los otros y de la creación”, deseó.

Destacando el lema, “La cultura del cuidado como camino hacia la paz” de la Jornada Mundial de la Paz, Francisco lamentó “los dolorosos acontecimientos que han marcado el camino de la humanidad en el último año, especialmente la pandemia. Estos nos enseñan lo necesario que es interesarse por los problemas de los demás y compartir sus preocupaciones”.

“Esta actitud es el camino que conduce a la paz, porque favorece la construcción de una sociedad basada en relaciones fraternas. Cada uno de nosotros, hombres y mujeres de nuestro tiempo, está llamado a traer la paz todos los días y en todos los ámbitos de la vida, extendiendo una mano a un hermano o hermana que necesita una palabra de consuelo, un gesto de ternura, una mano amiga de solidaridad”, expresó.

“La paz puede construirse si empezamos a estar en paz con nosotros mismos y con los que nos rodean, eliminando los obstáculos que nos impiden atender a los necesitados y a los pobres”, reclamó. Ante ello, el Papa propuso “desarrollar una mentalidad y una cultura del ‘cuidado’ para vencer la indiferencia, el descarte y la rivalidad que desgraciadamente prevalecen”.

También recordó que “la paz es ante todo un don de Dios; debe ser implorada con una oración incesante, sostenida por un diálogo paciente y respetuoso, construido a través de una cooperación abierta a la verdad y a la justicia y siempre atenta a las aspiraciones legítimas de las personas y de los pueblos”.

Fuente: Vida Nueva



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.