El portal de investigación periodístico Ojo Público realizó un reportaje sobre el brote del dengue en la Amazonía peruana en el que revelan cifras y datos sobre la emergencia sanitaria. Los reportes se extienden en Madre de Dios, siendo Tambopata el distrito de la selva peruana más afectado por el dengue con 2.224 casos; Loreto y San Martín. Solo en estas tres regiones, según indica el medio, se han registraron 7.857 casos en los dos primeros meses del año.


“Mientras los casos de coronavirus se extienden en varios países del mundo, otra enfermedad representa una emergencia sanitaria en el Perú y afecta a los habitantes más pobres de la Amazonía”, relata el reportaje de Ojo Público.

Como se sabe, el dengue, una enfermedad infecciosa producida por un virus transmitido por el zancudo Aedes aegypti, ha puesto en emergencia sanitaria a tres regiones del Perú: Madre de Dios, Loreto y San Martin. Además, ha motivado la transferencia de más de 4 millones de soles para combatirlo y ha movilizado a inspectores que planean visitar personalmente más de 24 mil casas en la región más afectada.

En lo que va del año, según informó Ojo Público, “seis personas en Madre de Dios han muerto a consecuencia del dengue. Cinco de los fallecidos vivían en Tambopata, distrito que posee 2.224 casos reportados, la mayor cifra en el país hasta la fecha”.

De acuerdo al centro epidemiológico del Ministerio de Salud, el crecimiento inusual empezó en octubre del 2019, cuando comenzaron a registrarse 919 casos por semana en toda la región.

“Las otras víctimas mortales del dengue se ubicaron en las regiones Loreto (8) y San Martín (1), que junto a Madre de Dios, han sido declaradas en emergencia sanitaria desde el 9 de febrero, como medida para combatir el brote. Estas tres regiones concentran el 77% de los 10.228 reportados en Perú, desde enero al 25 de febrero del 2020”, menciona el reportaje.

El texto periodístico también señala que “diversos estudios publicados por el Ministerio de Salud sostienen que la carga de enfermedad por dengue es más alta entre los más pobres, debido a que frecuentemente viven en comunidades donde los vectores son abundantes, porque utilizan menos protección (contra estos zancudos transmisores) y, por el hecho que las intervenciones suelen ser menos efectivas”.

Fuente: Servindi

Foto: Óscar Rosario Ylataype



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.