Desde el 1 de setiembre de este año distintas comunidades indígenas del Loreto a través de sus federaciones, concentradas en Saramurillo, vienen ejecutando una prolongada medida de fuerza como señal de protesta frente a la contaminación que dicha región ha experimentado por la explotación petrolera durante cerca de cuarenta años; asimismo por el incumplimiento de las responsabilidades ambientales de las empresas y el Estado frente a ella.

El paro indefinido lleva 36 días de iniciado y las negociación entre las federaciones y el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski no ha sido manejada de forma que pueda llegarse hasta ahora a algún acuerdo entre las partes.

No obstante, de acuerdo al acta firmada el 4 de octubre en Saramuro (en la reserva nacional Pacaya Samiria) las federaciones informan que la medida de fuerza de controlar el acceso al río Marañon será suspendida parcialmente a partir de este viernes 7 de octubre, durante cinco días.

En otra parte del acta, las federaciones critican el modo en que el actual gobierno central ha venido llevando el diálogo con las comunidades, semejante a como lo manejó el gobierno de Ollanta Humala. Invitan pues al Ejecutivo a “marcar la diferencia”.

Esto es lo que piden las comunidades nativas de acuerdo a su plataforma de lucha inicial:

  1. Cambio del oleoducto.
  2. Revisión del contrato de Pluspetrol Norte S.A.
  3. Remediación urgente del lote 192 y lote 8.
  4. Aprobar o crear la Ley de monitoreo ambiental.
  5. Compensación del Estado a los Pueblo Indígenas afectados por la contaminación petrolera
  6. Comisión de la Verdad.
  7. No a la criminalización de la protesta.

Interlocutores del Gobierno

Los indígenas de Loreto piden que no sea el jefe de la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) Rolando Luque el que conduzca el diálogo intercultural, y exigen la presencia del jefe del gabinete ministerial Fernando Zavala o de PPK en las negociaciones. Pero Zavala ya dijo que no irá.

En entrevista en RPP Noticias dijo lo siguiente: “Cuando se dice que vengan a dialogar el jefe del Gabinete, el presidente de la República, esa es una exigencia en demasía que no es posible de ser atendida. Debemos ser realistas y prácticos”, dijo.

En ese sentido el primer ministro afirmó que son los viceministros, directores, y la propia ONDS las que llevarán la posición del gobierno a la mesa de diálogo.

“No estamos a favor de la medida de fuerza, hemos ofrecido continuar este diálogo pero tiene que haber un levantamiento de la medida de fuerza”, indicó en referencia al bloqueo del tránsito marítimo en el río Marañón.

Ni Baguazo ni Espinarazo

Para Juan Carlos Ruiz, coordinador del Área de Pueblos Indígenas y Litigio Constitucional del IDL el actual gobierno debe apostar por el diálogo, dejar de lado cualquier medida represiva y sobre todo atender una crisis humanitaria.

En entrevista en el programa Ideeleradio, recomendó que se debe llevar agua, alimentos, y salud sobre todo a sectores vulnerables en las comunidades afectadas.

“Creo que lo de Saramurillo es grave, y allí hay que hacer una invocación al gobierno para que inicie el diálogo, y hay que exhortar al Gobierno a que deje de lado cualquier tentación de salidas represivas, tipo Baguazo, tipo Aimarazo, tipo Espinarazo, que no contribuyeron”, remarcó.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.