“La Asamblea Eclesial es una experiencia inédita para la Iglesia continental que toma como punto de referencia la teología del pueblo de Dios, es decir, la participación de todos”, dijo monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en una entrevista concedida al programa “Sacro y profano”, del canal Once de México, el pasado 23 de julio.

Según informó la Oficina de Comunicaciones del CELAM, se trata del primer programa de dos emisiones especiales en las que estará como invitado, junto al Secretario de Acción Pastoral, Mauricio López Oropeza, para profundizar en los avances de la próxima Asamblea Eclesial y las expectativas sobre los procesos pastorales que espera generar en todo el continente a partir de la experiencia de la sinodalidad.

En su intervención Monseñor Miguel Cabrejos habló de los antecedentes de la Asamblea Eclesial y la propuesta del Papa Francisco de continuar con la implementación de la propuesta pastoral de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe efectuada en Aparecida hace 14 años; antes de pensar en una sexta conferencia exclusiva para los Obispos del continente.

De ahí, la propuesta de realizar una Asamblea Eclesial, una experiencia inédita para la Iglesia continental que toma como punto de referencia la teología del pueblo de Dios, es decir, la participación de todos. Una construcción colectiva que analiza la realidad, plantea los desafíos y ofrece caminos para iniciar un nuevo itinerario en donde la gente opina, discute, propone y actúa porque se reconoce como un miembro valioso y determinante para la Iglesia.

Así el principio fundamental que orienta todas estas acciones es la escucha, porque valora los aportes del otro y facilita la aplicación de los principios del Concilio Vaticano II. Experiencia que hacia el futuro puede convertirse en una metodología susceptible de ser replicada en la Iglesia universal a partir de lo vivido en América Latina y el Caribe.

De esta forma la Asamblea Eclesial ya empieza a transformar la realidad de la Iglesia en tanto interpela a todos para reflexionar, hablar y proponer con un ritmo innovador que no busca fragmentar sino abrir nuevos caminos para que la iglesia siga su proceso de acercarse decididamente a la realidad de los creyentes.

Fuente: Vatican News



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.